Homenajean a Sergio Pitol en la 38 FILO

0
Fallecido en abril de este año, Sergio Pitol (Puebla, 1933 – Veracruz, 2018) fue homenajeado  en la 38 Feria Internacional del Libro de Oaxaca (FILO), en una charla donde participaron sus amigos y colegas Margo Glantz y Mario Bellatin, así como su sobrina Laura Deméneghi. Quien fuera honrado en vida durante la 33 FILO, en 2013, fue recordado de manera póstuma en el escenario de esta fiesta de las letras.

Fue Demenéghi la encargada de abrir el homenaje con un video realizado por ella en 2006, para celebrar que Pitol obtuvo el Premio Cervantes. Le siguió Glantz, quien recordó cuando conoció al escritor, en una marcha contra el gobierno estadounidense que pretendía ejecutar a una pareja por supuesto tráfico de secretos nucleares con el extranjero. “Era un hombre interesado en todas las manifestaciones del arte”, aseguró.

La escritora contó otros detalles de Pitol, como que siempre se negó a escribir en computadora, siempre lo hacía a mano o en máquina de escribir. Igualmente habló sobre su temperamento. “Una vez dejó de hablarme dos semanas porque yo estaba leyendo a Orwell, y en ese tiempo a él no le gustaba ese autor”. Apuntó que el homenajeado tuvo mucha influencia de literatura europea por los años que vivió en el continente, y por la cantidad de autores de ahí que tradujo.

Bellatin, por su parte elogió la entrega de Pitol a la escritura. “Es un gran ejemplo de escritor monje, que entrega la vida al oficio. Todo en su vida estaba organizado en torno a su labor de escritor. Fue diplomático, traductor, profesor pero para él lo principal era ese voto que había hecho. Entrar a su casa era entrar a la casa de un monje de la literatura. Es un ejemplo para cualquiera, de dejar el mundo para ir tras una vocación”.

El escritor agregó que Pitol “creaba personajes cuya personalidad era mediocre, pero luego de pasar por él se volvían personajes memorables”. Sobre su faceta como traductor, Bellatin declaró que “nos llegó primero por medio de sus traducciones. Empezamos a maravillarnos por los textos de esos autores sin saber quién era el traductor. Nos embelesó antes de conocerlo como escritor. Hacía traducción universal, que podemos entender todos los que hablamos español”.

“Era de una generación de escritores que no estaban dominados por el mercado, él era escritor por escribir, no por vender”, dijo Gantz antes de pasar a la ronda de preguntas y respuestas con que finalizó este homenaje.

Sergio Pitol se destacó como narrador, ensayista y traductor. Entre sus muchos méritos, se encuentra la obtención de los premios de literatura más importantes de la lengua española, como el Xavier Villaurrutia, el Herralde de Novela y el Cervantes. Fue traductor de autores ingleses, checos, alemanes y rusos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here