Abren cafetería atendida por personas con Down en Guadalajara

0
Facebook.

Adriana Luna/Excelsior

Guadalajara, Jal.- Este café sabe diferente. Tiene un toque especial. Es mexicano, sí, pero se disfruta mucho más porque se percibe un delicioso aroma a inclusión. Esta cafetería es atendida por personas que padecen síndrome Down o alguna discapacidad intelectual.

Gabriel tiene 47 años. Sus padres murieron. Él nunca había tenido un empleo hasta hoy. Se encarga de atender los pedidos de los comensales. Ser económicamente activo lo vuelve feliz. “Yo estoy contento al lado de mis hermanos. Aquí ofreciendo café, si quieren pay o si quieren brownies”, comentó Gabriel, mesero en Coffee Cordica 21.

El ambiente es de camaradería, de inclusión laboral y social.

“Un buen café, pero lo que más se van a llevar es un concepto de calidad humana manifestado por nuestros niños con Síndrome Down, que van a ver que nos tomen en cuenta en la sociedad, que nos tomen en cuenta para proyectos de inclusión laboral”, comentó el director-fundador de Cordica 21, José Rubén Ruiz Rodríguez.

El Artículo 23 de la Constitución Mexicana señala que ” toda persona tiene derecho al trabajo digno”. Sin embargo, en México se estima que de cada 10 personas con discapacidad sólo cuatro participan en el mercado, cuando entre la población sin discapacidad asciende a siete, según datos del Inegi.

“Aquí hay un rol en el que todos tienen que ser productivos y ese rol lo tienen que transmitir en su casa para que también en su casa, que erróneamente les dicen que son enfermos, simplemente tienen un error genético. Que sea un apoyo para su madre, que sea un apoyo para su ambiente familiar y no sea una carga en un futuro”, consideró Ruiz Rodríguez.

En la temporada de apertura se han superado las expectativas de la cafetería incluyente. Ellos preparan y hornean las galletas y los brownies. Ya se planean franquicias no sólo en Guadalajara, también en otras ciudades del país.

“Todos somos iguales, ¿no? Es algo que aquí no se había visto y yo creo que está bien empezar a que se muestre que todos podemos hacer lo mismo, no limitar a la gente”, afirmó Paola de Alba, cliente.

“Me parece maravilloso la inclusión que hay en el café, se siente muy contento el ambiente, la atención es muy buena; muy ricos los postres”, comentó Alejandra, cliente.

“No sólo es Síndrome de Down, es una oportunidad para que nos demos cuenta que hay muchas personas que tenemos habilidades y visiones diferentes de lo tradicional y este es un ejemplo de todo lo que pueden hacer”, aseguró Enrique, cliente.

“Son personas que se pueden incluir en un trabajo, que son capaces, que son inteligentes, que lo pueden hacer perfectamente”, dijo Ady, cliente.

Aquí portar el cromosoma 21 es un compromiso familiar y personal.

“Es una persona maravillosa, una persona que tiene todas las expectativas de darte felicidad y amor. Pero nadie quiere tener un niño con Síndrome de Down, primero es un compromiso y ese compromiso hay que tomarlo con seriedad, con mucho respeto. Que no vendamos café, que vendamos el concepto de inclusión laboral, de personas que no son angelitos, son personas con dignidad, son personas que merecen todo el respeto de la sociedad”, aseveró el director fundador de Cordica 21.

Además de café, galletas y capuchinos helados estará a la venta un calendario, todos los recursos van directo a la cafetería para que mantenga sus puertas abiertas.

Un café hecho con amor siempre sabe mejor.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here