Así se vive la tortura en los penales de Oaxaca

0

Ivonne Mateo
@ivonnemateo_

Durante los últimos dos años, 4 de cada 10 casos de tortura, así como de tratos y penas crueles, inhumanas y degradantes (TPCID) denunciados ante la Defensoría de los Derechos Humanos del Pueblo de Oaxaca (DDHPO), sucedieron en los Centros de Reclusión Social, señala el informe “Impunidad y negación de la tortura en Oaxaca 2019” del Comité de Defensa Integral de los Derechos Humanos Gobixha (Codigo DH).

El documento explica que las personas privadas de su libertad sufren desde amenazas de traslado a penales lejanos a sus familiares hasta la exposición a alimentos insalubres y en la mayoría de los casos, son los directores de estos centros penitenciarios los principales perpetradores.

4 de cada 10

El informe basado en los expedientes de la DDHPO, concluyó que entre 2017 y 2018 se registraron 84 casos de tortura y TPCID, tanto en detenciones legales y arbitrarias, así como en el sistema penitenciario.

El documento detalla de 34 de esos casos, es decir, el 40.47 por ciento del total de las quejas ocurrieron dentro de los penales. Además, se detectó que en los centros penitenciarios ocurre una serie de TPCID que están directamente vinculados con la situación de vulnerabilidad de las víctimas, por estar privadas de la libertad.

Los casos

Los reclusos denunciaron ante la DDHPO que se les ha negado acudir a sus audiencias para continuar con sus procesos judiciales; se les ha impedido el acceso a las zonas de seguridad durante los sismos, en penales que se ubican en zonas sísmicas, e incluso, se les ha expuesto a alimentos insalubres. 

Así también, señalan que son victimas de cobros excesivos en las tiendas de los penales y también que adquieren medicamentos a precios muy altos; refieren que muchas veces les son negadas las llamadas y cuando acceden a las mismas, los costos son considerablemente elevados. 

Las victimas mencionan que también reciben amenazas de traslado a penales lejanos a sus familiares, e incluso, denuncian que sus familiares han recibido humillaciones. 

Así también explican que se les niega su derecho al trabajo; a realizar actividades recreativas; al uso de ropa y zapatos, además de la restricción de visitas conyugales. 

Los verdugos

Por lo que se refiere a los perpetradores de los hechos en los expedientes revisados, Código DH detectó que las autoridades que cometen tortura y TPCID son los directores de los penales y los custodios.  

 

Vulnerables

 

La organización defensora de los derechos humanos concluye que, con base en los expedientes, parece que la reclusión en sí misma es condición de vulnerabilidad, puesto que la población privada de libertad está bajo el resguardo de funcionarios públicos que en estos casos, no están cumpliendo con sus funciones de garantizar la seguridad e integridad de las personas.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here