Chivas gana de visita y mantiene tenue esperanza de calificar a la liguilla

0

RÉCORD

El Viernes Santo fue la fecha ideal para que el Rebaño volviera a ser Sagrado. Rodolfo Pizarrodemostró su valía para convertirse en el Mesías que un juvenil redil rojiblanco necesitó para resucitar en la Liga y aferrarse al milagro de la clasificación.

Matías Almeyda apostó por una juvenil plantilla rojiblanca, cobijada por algunos elementos de experiencia, para darle descanso a varios elementos ya pensando en la Semifinal de Concachampions del próximo miércoles contra los Red Bulls New York.

Pizarro dio muestra de su capacidad desde el primer tiempo, cuando aprovechó un error de Carlos Guzmán para robarle la pelota y enfilarse rumbo a la portería de Sosa, a quien venció con una finta y definir a primer palo.

El ‘baile’ del jugador de 24 años regresó tras varias semanas de espera, donde el ex futbolista de Tuzos sacó la frustración y demostró lo que puede hacer mientras juega en su posición natural.

Para la parte complementaria, los michoacanos salieron con el cuchillo entre los dientes para evitar la resurrección rojiblanca en el torneo doméstico, pero sin puntería. Sin embargo, el Pelado permaneció fiel a su postura y mandó un mensaje desde la banca y envió al terreno de juego a Alan Pulido. El mensaje fue entendido de inmediato y nuevamente Pizarro fue el artífice de frotar la lámpara y recurrió a una pared para quedar de frente a la portería y anotar su segunda diana de la noche y del semestre.

Durante la celebración la plantilla del Guadalajara demostró que hay unión dentro del vestidor cuando Gael Sandoval se fundió en un abrazo con Alan Pulido y con Pizarro tras la anotación tapatía.

Monarcas colocó presión en Chivas cuando tras una serie de toques, Ángel Sepúlveda recibió un balón filtrado y vacunó a Rodolfo Cota, acercando a los purépechas en el marcador, aunque el tiempo fue insuficiente.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here