Conté mis gastos hormiga de una semana y estoy aterrado

0
D. R. por sus autores.

Notimex

CIUDAD DE MÉXICO.- Todos nos damos “un lujo” de vez en cuando, y es válido. Las reglas de la sociedad nos dicen que a cambio de nuestro trabajo obtenemos dinero, que podemos gastar en lo que queramos (y necesitamos, por supuesto).

Esta regla, nos lleva a cometer grandes errores con nuestro capital, si ahorráramos mucho de lo que gastamos y no necesitamos, al final del año podríamos tener dinero para invertir de forma inteligente, comprar algún bien más importante, o simplemente para abonarlo para nuestro retiro. Vaya que lo necesitaremos.

Decidí contar en qué “tonterías” gasté mi dinero la semana pasada. Ahora estoy aterrado.

Los gastos que considero en la lista, sólo incluyen aquellos que pude evitar, no los necesarios como transporte.

Lunes

Como muchos, considero que comenzar una mañana es imposible (sobre todo inicio de semana), sin un café. “Afortunadamente”, camino al trabajo no se me cruzan las marcas de precios altos, pero sí un minisúper que poco a poco acaba con mi quincena.

$15 pesos

Después de la comida de oficina, pensé que merecía unos caramelos y algo más para “pasar el rato”. Seguro la pequeña llanta que apareció en mi estómago no está muy contenta con esta decisión.

Fui a la tienda y compré un agua mineral, cacahuates y unos caramelos.

$50 pesos

Pese a que tenía comida en la casa decidí pasar a comprar un pan dulce. Terminé llevando más piezas de las que necesitaba por el hambre.

$45 pesos

Total: 110 pesos

Martes

“Evité” la compra de un café, en cambio pasé a la tienda antes de llegar a la oficina para prever cualquier salida más adelante. Compré un yogurt para beber, unos chicles y caramelos tipo gomita.

$42 pesos

Para la cena decidí que “merecía” (después de un difícil día) alguna botana, compré papas fritas y refresco, que además de cuestionables en materia de salud, no caerían bien a mi cartera.

$31 pesos

Total: 73 pesos

Miércoles

Por algún motivo, el día que gasté menos de toda la semana, sólo compré un agua mineral.

$10 pesos

Jueves

En la mañana tuve antojo de un pan y algo sustancial para completar mi desayuno en casa. Compré una dona y un café de mini súper.

$28 pesos

Viernes

Muchos tenemos la idea de que el viernes es el día más permisible de todos y podemos “gastar un poco más”. En la comida salí con mi novia a comer pizza.

$250 pesos

Después fuimos al cine.

$300 pesos

Tomamos taxi a la casa.

$50 pesos

Total: 600 pesos

Sábado

Desayunamos en casa, pero después decidimos salir a pasear con mi hermano y su esposa. Pasamos por una hamburguesa con bebidas.

$300 pesos

Compramos un helado de postre.

$100 pesos

Después por un café (esta vez de una marca más costosa).

$150 pesos

Tomamos taxi a la casa.

$50 pesos

Total: 500 pesos

Domingo

Es un día generalmente tranquilo, pero decidí comprar cerveza. Un “six”.

$70 pesos

En la tarde almorzamos en casa, pero decidimos ir a la tienda por algo para “pasar el rato”.

$60 pesos

En la noche, los papás de mi novia nos dijeron que querían ir a cenar. Fuimos a un restaurante de mariscos.

$500 pesos

Total: 630 pesos

Total de gastos hormiga a la semana: $1951 pesos

Quizá la cantidad no suena a mucho, pero este promedio de gasto se parece mucho a mis gastos semanales, y pese a que muchos realizan cosas necesarias, me di cuenta que replicar costumbres como esta semanalmente significa al menos más de cien mil pesos al año.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here