Lactancia materna como un derecho de las mujeres

0

Rosa B. Simón Sánchez

Las mujeres se empoderan cuando se reconoce el valor de su trabajo productivo como reproductivo”. Penny Van Esterik

 

En el marco de la semana mundial de la lactancia materna, la cual fue instaurada del 1 al 7 de agosto por la Organización Mundial de la Salud (OMS) y la UNICEF desde 1992, se reconoce el derecho de las mujeres a amamantar a sus hijas e hijos en condiciones de igualdad y no discriminación.

Las madres que desean amamantar a sus hijos e hijas pero no lo hacen porque no tienen adecuado apoyo de la familia y de los sistemas de salud, o tienen obstáculos en los lugares de trabajo o reciben desinformación por parte de la industria de alimentos infantiles, están siendo atacadas en sus derechos.

Apoyar la lactancia implica un cambio cultural y de valores, donde la familia y la sociedad asuman sus responsabilidades. Hace unas semanas, una amiga me contó que en su lugar de trabajo fue violentada en su derecho a amamantar, pues su jefa le dijo que para eso existían las guarderías y la leche de fórmula. Esto les sucede a muchas mujeres que son madres, las cuales llegan a creerse la historia que la leche materna puede ser sustituida.

La lactancia materna confirma el poder de las mujeres para controlar su propio cuerpo y reta al modelo predominante machista y a los intereses comerciales capitalistas que promueven el biberón.

Existen pediatras que recomiendan la leche de fórmula porque reciben ganancias exorbitantes de las empresas; les dicen a las mujeres que “no tienen suficiente leche o que ésta es de mala calidad”.

Es por ello la importancia de reflexionar sobre este tema, generar condiciones que permitan a las mujeres amamantar en los espacios laborales como lo establece el Artículo 39 de la Ley del Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado, el Artículo 28, numeral C, de la Ley para la Protección de los Derechos de Niñas, Niños y Adolescentes y el Artículo 11 de la Ley General de Acceso de las Mujeres a una Vida Libre de Violencia.

En México, el promedio de lactancia materna exclusiva durante los primeros seis meses de vida es de 14.4 %, el más bajo de Latinoamérica junto con República Dominicana.

Uno de los grandes retos que enfrenta la lactancia materna es amamantar en público, ya que los senos son considerados principalmente como objetos sexuales, desde una visión misógina y patriarcal.

Gracias a los esfuerzos de miles de mujeres activistas, muchas mujeres han defendido su derecho a amamantar en público, a no ser tratadas como objetos sexuales y a proteger sus decisiones de los intereses comerciales que anteponen las ganancias al bienestar materno infantil.

“Está claro que sólo las mujeres pueden amamantar, pero está más claro aún, que los hombres y parejas pueden ser igualmente responsables del cuidado infantil y de las tareas del hogar”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here