Nadadoras con síndrome de Down mejoran su calidad de vida

0
D. R. por sus autores.

Eréndira Aquino/Animal Político

Ciudad de México.- Desde hace ocho años, el equipo de nado sincronizado para personas con Síndrome de Down “Sirenas Especiales” le ofrece a los atletas de alto rendimiento que participan en él la posibilidad de mejorar su calidad de vida.

La entrenadora del equipo, Paloma Torres, quien es psicóloga y ex nadadora de la selección de nado sincronizado de Perú, comenzó con el equipo de nado sincronizado cuando realizó sus prácticas profesionales de la especialidad de psicología gestalt que cursó en México.

El equipo comenzó en una alberca pequeña, en un espacio privado, y ahora entrena en la fosa de clavados de la Alberca Olímpica, y es un equipo profesional que representa a México en competencias paralímpicas.

Conformado por Rocío Santos, Daberat Mendoza, Cynthia Alondra Turcio, Jessica Monzón, Carolina Guzmán, Axel Vidal, Mariana Domínguez, Hugo Guzmán, Isis González, Emilia Moreira, Daniela Milla y Rocío Torres, “Sirenas Especiales” ha cosechado para México 31 medallas, ganadas en competencias como el Campeonato Mundial de Natación “Special Olympics” y de la Organización Internacional de Natación con Síndrome de Down (DSISO).

“Empecé el proyecto para buscar beneficios en personas con Síndrome de Down, sobre todo en el aprendizaje, que los jóvenes tuvieran una mayor capacidad de concentración y de memoria a largo plazo, y que no solamente fuera aprendido en la escuela, sino que también fuera aprendido en otro ámbito”, contó Paloma.

Además, Paloma Torres trabaja con el equipo diariamente en un taller “en el que nos dedicamos a reforzar la parte de lectoescritura y matemáticas, así como vida independiente y cosas de psicomotricidad fina, lo trabajan conmigo”, lo que permite un entrenamiento y formación integral de los atletas.

“Su entrenamiento empieza en la mañana, reforzando toda la parte cognitiva, que es fundamental para que funcionen bien en el agua. Lo que nosotros hacemos es promover mucho esta parte de que haya un constante pensamiento lógico y de razonamiento que se vea reflejado al momento en que nadamos. Luego comemos y nos vamos juntas a nadar”, señaló.

A través de actividades que realizan con ayuda de tabletas y aplicaciones, así como de la visita a librerías y la realización de círculos de lectura, Paloma busca que las atletas “sean parte de una dinámica como la de toda la gente”.

 

Fragmento de la nota original.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here