“Que no haya ilusos para que no haya desilusionados”

0

Sin Concesiones

Humberto Ferrusca

Entre 1973 y 1976 el Partido Acción Nacional vivió una crisis que los dejo sin candidato para la contienda electoral por la presidencia de la republica contra el priista José López Portillo en el ’76 al que acompañaron los Partidos Popular Socialista y Autentico de la Revolución Mexicana y que juntos obtuvieron el 91.90% de los votos, en ese proceso Acción Nacional no registró candidato por la profunda crisis que vivía derivada de las  discrepancias existentes en ese momento entre dos líderes; José Ángel Conchello y Efraín González Morfín por el control político del partido, dado que el PAN desde su origen no se planteó como un partido que pudiera tomar el poder político del país y ejercerlo, o al menos no inmediatamente, sino solo atender fundamentalmente la educación cívica del pueblo, y que esa sería a la larga, la única vía para el establecimiento de la democracia en el país, tenían por eso aquel planteamiento de: “que no haya ilusos para que no haya desilusionados” lo que encausó al partido a desempeñar un papel conservador y moralista sin intentar constituir una alternativa real del poder en aquel entonces.

41 años después se presenta otra crisis pero con un partido diferente o en un partido diferente, si, el mismo Acción Nacional que se engullo Vicente Fox pero con el que ganó la Presidencia de la Republica en el 2000 y que posteriormente pervirtió Calderón después de refrendar el triunfo de Fox en 2006, al forjar al interior del PAN un indeseable paralelismo con la tradicional dirección del PRI presidencialista, que finalmente lo llevo a perder por la rebelión maderista el control partidista, y esa perversión incubó a la sombra de Madero la germinación de la semilla de la deslealtad, la miseria y la avaricia de noveles prevaricadores movidos por una ambición sin coto, a tal grado que el principio de apropiación tanto de dirigencias estatales, candidaturas y resultados electorales a los que ya llegó, derivados del pragmatismo de su actual dirigencia, ha resultado en la renuncia de la aspirante a candidata Margarita Zavala a su militancia partidista, y como en política el pragmatismo equivale a decir; “lo cierto es lo que funciona”, y eso equivale a actuar con prescindencia de ideologías principistas y de cosmovisiones teleológicas, haciendo lo que parece más adecuado de acuerdo a cómo se presentan las circunstancias de cada momento, pero el pragmatismo, sin embargo, es también una ideología cuyos límites están en la dificultad para prever las consecuencias a largo plazo de las acciones y en la tendencia a desentenderse de realidades que no encajen en una corta visión de las conveniencias momentáneas, y finalmente a eso han llegado.

La afectación a la vida política nacional por la crisis panista será evidente en el corto plazo más allá de la imagen que se dispongan a vender, el precario equilibrio de la democracia mexicana se verá alterado en el mediano plazo y el panismo pagará las consecuencias en el largo plazo, todo lo anterior dicho desde mi limitado punto de vista, veamos ahora un pequeño y quizá parcial recuento de los hechos; el novel dirigente nacional panista llamado también “joven maravilla” es poseedor de una brillante inteligencia y muy sólida formación académica, tiene como en su momento Felipe Calderón una destacada habilidad para la oratoria que salpimienta con una excelente memoria y una claridad meridiana en los objetivos del discurso, tras su paso por el gobierno queretano y su “brillante” y lucido desempeño en la LXII Legislatura Federal, al tomar las riendas de Acción Nacional primero, cubriendo la ausencia de Gustavo Madero, y después como presidente electo le dio un pequeño giro a las actividades de la dirigencia partidista que habían dejado de lado las tareas doctrinarias, participativas y democráticas tradicionales de ese partido que durante el gobierno calderonista trastocaron muchas cosas para ser un instrumento político de la presidencia a través del cual se impusieron no solo criterios sino personajes haciendo brillar uno y quizá el mayor defecto del presidente Felipe Calderón (mismo del que adolece también el presidente Enrique Peña) la determinación para colocar en puestos claves a sus amigos, considerando quizá que la confianza en ellos depositada no sería defraudada, pero esas determinaciones si no han sido ponderadas previamente las capacidades, los perfiles, la experiencia, etc mas que garantizar quizá conculcó y ha conculcado muchos de los objetivos que motivaron esas decisiones, ese partido quebrantado y agraviado por muchas determinaciones de las dirigencias que impuso Calderón, fue el que recibió Madero que también usó el cargo como plataforma para sus pretensiones senatoriales que terminaron en la cámara baja y ese instituto vulnerado y mancillado por diferentes facciones del panismo que quedó a merced de la codicia y las aspiraciones (eso sí; muchas totalmente legitimas) que les develó haber alcanzado dos veces la Presidencia de la Republica despertaron en su interior bajas pasiones y codicias desmedidas, eso es lo que recibió Anaya, de ninguna manera lo anterior tiene la finalidad tratar de justificar el devenir de sus actuales conflictos, la señora Zavala, con todo derecho aspiraba a ser la abanderada panista en la contienda 2018, Moreno Valle consecuentemente y en el mismo papel desde un acuerdo no escrito con la dirigencia maderista iba o va con el mismo objetivo y Anaya sin decirlo, aspira igual que ellos pero sin asumir abiertamente su intención al más puro estilo pejista, no por ocultarlo sino para poder seguir valiéndose del cargo y sus beneficios para lograrlo, como hizo López para la elección del 2006 cuando estaba al frente del gobierno del entonces Distrito Federal, a la señora Zavala además de la simpatía de muchos grupos de la sociedad y de un importante sector de su hoy ex partido le asiste el pleno derecho a defender su aspiración, aunque a mi juicio sin mucha legitimidad (no por ser mujer del ex presidente) sino porque deja ver que la familia Calderón puede sufragar dos veces en un periodo de tiempo reducido dos campañas presidenciales que valen un potosí y sería bueno además de legitimo saber de dónde pueden hacerse de tanto dinero, Don Rafael sigue en su empeño y cuenta con el respaldo de muchos “panistas” como Diódoro Carrasco (si no el cerebro del quebranto de la administración Gabinista de Oaxaca, si el líder de ese equipo) y con la simpatía de muchos priistas que ven en él un político con el cual se pueden hacer acuerdos y el queretano Anaya que sin decir que quiere, quiere, pero a quien el proyecto con la salida de Zavala puede empezar a desmoronársele, aunque lo propongan Dante Delgado o Alejandra Barrales y no su partido, quizá cumpla con el objetivo de ser candidato, sí, pero quizá no logre ganar esa contienda, y este último quizá, se acrecienta conforme pasa el tiempo, su beligerancia y autoritarismo atados a su ambición nos muestran a un personaje oscuro, maquiavélico y pragmático que para muchos se desdibuja como aspirante a la presidencia por esos atributos, si al frente del PAN, es irrelevante la perdida de la legitimidad y la equidad en la contienda, que sería capaz de hacer desde el cargo de mayor responsabilidad y poder del país?

Afortunadamente para el PAN eso pasó ahora y afortunadamente para el país eso pasó antes de que fuera demasiado tarde, no significa que estadísticamente el cacaraqueado frente pierda fuerza por lo que pasa con ese dirigente partidista, pues la estadística no miente, y serán si así llegan a julio de 2018, una fuerza importante con gran presencia y con amplias posibilidades de tener un final de fotografía en la elección, pero si el golpe que la dirigencia panista ha infringido a su partido quebranta el frente, poco tendrán que hacer juntos o separados en la contienda, sus salidas se estrechan y su futuro se complica, y no por Margarita o Moreno, sino por Anaya.

Quizá esto refunde y modernice al PAN, quizá las crisis que vive el PRD también lo refunde si sobreviven a este escollo, Movimiento Ciudadano encontrara en su futuro coyunturas que les permitan seguir en el escenario político, quizá estos avatares impulsen el proyecto calderonista en el PRI con Meade, creo que el Movimiento de Regeneración Nacional se encarga de auto dañarse sin necesidad de colaboración y que sin una dirigencia sólida como la de López después de lo que les resulte en el 2018 quede acéfalo y sin rumbo, pero por esas complicaciones actuales que son realmente una crisis más del sistema político mexicano, se avance en que no solo lo repensemos y vayamos adelante para modificar el sistema político y de representación del país, que más allá de los partidos y sus actores, el sistema político mexicano es lo que nos lleva de un escándalo a otro, de una corrupción a otra y de un logro mediano a muchos fracasos asociados.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here