Oaxaca de Fiesta… Grandeza y Oportunidad

0

Desde el pasado viernes con distintas actividades, tales como ferias, encuentros gastronómicos, calendas, dieron inicio las fiestas de la Guelaguetza en Oaxaca; un encuentro Folclórico que reúne distintas delegaciones, donde se dan cita un sin número de expresiones raciales, que manifiestan a través de la danza, su visón del mundo así como el pasado que los enorgullece.

Oaxaca envuelta la mayor parte del año en un sin fin de problemas sociales, agrarios, de inseguridad, con bloqueos, manifestaciones, crímenes en distintas partes del Estado y por diversos móviles, durante la ultima semana del mes de Julio se abre al mundo como la capital mundial de la expresión étnica.

Digna de ser visitada, con bellezas arquitectónicas, con calidad humana, la “Verde Antequera” como también es conocida la capital oaxaqueña, se engalana con la visita de turistas nacionales y extranjeros, en un ambiente de fiesta y hermandad los oaxaqueños dan muestra de su grandeza cultural, pero sobre todo de la nobleza humana que ha hecho maravilloso a este Estado del sureste mexicano.

Ante la voracidad de “grupos sociales” que ven en el chantaje la mejor forma de sobrevivir, en días pasados y en plenas actividades de la Guelaguetza nuevamente sufrimos de bloqueos, manifestaciones, intentos de boicot a las distintas actividades, lo cual y con razón provoca molestia a propios y extraños; es probable que existan demandas insatisfechas, reclamos que tienen que manifestarse, pero no es posible que estas fechas de fiesta y fortalecimiento de la economía a través de los visitantes, tenga que verse afectada por el actuar de líderes de organizaciones que más que bienestar colectivo, parece buscan saciar intereses personales de distinta índole.

No a todos los oaxaqueños les puede gustar el actuar de un gobierno, es improbable que todos estén satisfechos por las circunstancias en las que vivimos, pero estos días significan reactivación económica, mostrarnos al mundo como un Estado digno de ser visitado y que inversiones puedan concretarse, por lo cual es importante hermanarnos, mostrar el mejor rostro como ciudad y sociedad, unos cuantos no pueden ser la cara de toda una sociedad que con fiesta o sin ella, es de grandeza por la sensibilidad que le caracteriza.

Una tregua en violencia, confrontación, manifestaciones, bloqueos, bien vale la pena, pongamos de manifiesto lo que somos los oaxaqueños: sentimiento, riqueza humana, cultura, hermandad.

Esta semana de fiesta, es un motivo para mostrarnos al mundo… no la desaprovechemos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here