PROPUESTA LEGISLATIVA: “CONSEJO O FIDEICOMISO DE APOYO A PERIODISTAS”

0

Opinión. 

Todo Gobierno democrático, debe tener siempre, en todo momento el respeto a las libertades de expresión, de información, debe garantizar la libertad de conciencia y el ejercicio de la prensa libre, dentro del marco del respeto que señalan los derechos humanos y nuestra constitución federal y local, por tanto, impulsar un nivel de vida más favorable a quienes desarrollan actividades relacionadas con la libertad de expresión es  prioritario.

Vivimos un sistema de libertades, mejorar las condiciones de vida de quienes se dedican al periodismo, se fortalecería a la sociedad oaxaqueña y se protegería a este sector social que influye decididamente informando la vida política y social del Estado de Oaxaca.

Desde esta Columna, incitar al poder Legislativo  a crear mayores beneficios de ley, reglamentos, destinados a promover entre los periodistas; la capacitación y profesionalización para el trabajo a través de cursos, seminarios y talleres, en las diferentes dependencias educativas con que cuenta el Gobierno.

Dignificar la labor cotidiana de informar verazmente, en la actualidad, no existen más que carreras como la de Comunicación, o relacionadas con la información, pero no con el periodismo, el llamado cuarto poder, en cuanto el manejo de toda la información debe estar garantizada por el estado, así como alejar esta actividad del monopolio de datos y noticias diarias.

Se deberían establecer vínculos de todos los periodistas, comunicadores y todos los que estén relacionados con la prensa libre, con el Congreso del Estado de Oaxaca, o bien crear definitivamente una Comisión Especial para la Atención de Periodistas con el propósito de auxiliar  esta actividad a nivel estatal, crear  solución de problemáticas específicas relacionadas con este sector, además de proponer innovaciones al marco jurídico estatal en materia del ejercicio profesional de los periodistas y comunicadores para garantizar el derecho a la información, que deben proporcionar las instituciones gubernamentales sin trabas burocráticas o de venta de información reservada por el estado.

No existe, un Consejo de Periodistas que pueda tomar sus decisiones por consenso o en su caso por mayoría simple de sus integrantes, en las cuales se integre al grueso de quienes viven de este noble trabajo, mejor dicho oficio de informar e investigar.

No existe la acreditación de todos los periodistas y comunicadores en el Estado de Oaxaca, mucho menos recursos de algún rubro presupuestal y que soliciten su incorporación para recibir los beneficios de todos los programas gubernamentales, no existen Reglamentos que rijan la vida de este sector tan importante.

No hay, un fideicomiso público de apoyo a Periodistas, que pueda tener a cargo la administración de los recursos que se destinen a apoyar y fomentar el bienestar integral de todos los periodistas del Estado de Oaxaca.

Se necesita voluntad política para favorecer esta actividad, un fideicomiso de  apoyo a los periodistas sería lo mínimo que pudiese existir para atenderlos a todos, que tenga por objeto implementar medidas y acciones para establecer beneficios que coadyuven a mejorar las condiciones de vida del periodista y su familia, incluyendo claro, a quienes trabajen por esta actividad.

No existe un derecho a recibir beneficios, no existe la normatividad que rija a dicho sector, por lo cual se propone en esta columna un fideicomiso estatal.

Si sólo se pudiesen otorgar beneficios económicos o apoyos a los trabajadores que realicen labores de la actividad periodística en virtud de que muchos, no cuentan con Afores, Seguridad Social, Seguros de vida, de accidentes, etc., se podrían establecer parámetros de beneficiar a quienes realmente dan la vida por este magno oficio.

Las Propuestas son múltiples si se les protege con un Fideicomiso público: Otorgamiento de seguro de vida para los periodistas que formen parte del mismo; Otorgamiento de apoyo económico para los dependientes económicos de periodistas que fallezcan con motivo del ejercicio de su profesión; Apoyos y préstamos para adquisición o reposición de elementos personales que permitan desarrollar mejor la actividad periodística.

En caso de pérdida de equipo por violencia derivada de su actividad profesional, el fideicomiso apoyará al afectado para la reposición sin exigir contraprestación alguna, previa calificación del comité técnico según lo disponga el Reglamento interno que deba regir el Fideicomiso.

No hay apoyo para gastos funerarios del periodista, su cónyuge, hijos o ascendientes; No hay apoyos y préstamos para el financiamiento de cursos escolares, de capacitación o adiestramiento en beneficio del propio periodista; Mucho menos apoyo económico por enfermedad común o en caso de accidente; No hay apoyo económico por maternidad para las mujeres periodistas, no hay apoyo económico para los periodistas, que por edad o impedimento físico o mental no puedan ya ejercer sus labores; y mucho menos un órgano que atienda directamente asuntos relacionados con este sector.

No se trata de controlar a quien maneja la información, sino dar derechos, crear beneficios a este trabajo, siempre y cuando acaten lo dispuesto en materia de transparencia y vigilancia de los recursos públicos que se deben tener conforme a derecho.

Esta actividad puede apoyarse con aportaciones que en su favor realicen los Gobiernos Estatal y Municipales; aportaciones que en su favor realicen las empresas de los medios de comunicación, las organizaciones sociales e instituciones privadas, así como los particulares; ingresos propios y los rendimientos que resulten de la realización de sus actividades; rendimientos, recuperaciones, bienes, derechos y demás ingresos que le generen sus inversiones y operaciones, y los demás bienes y derechos que adquieran, mientras tanto, su actividad será como desde el principio, desde que el Correo Americano surgió con Don Carlos María de Bustamante, para garantizar la independencia de México, en lo privado defendiendo libertades, o como Magón, en la privación de derechos humanos y en la incertidumbre de vivir de la noticia, sin una paga real exponiendo aún, por una nota, la vida misma. Tomen nota Señores Diputados…

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here