…y ahora que pasa?

0

Sin Concesiones

Humberto Ferrusca

Parece que en Oaxaca estábamos mejor cuando estábamos peor, empieza a cundir en el estado y seguramente fuera de él, una idea que se puede convertir en convicción; parece que les quedó grande el caballo, Oaxaca no es incontrolable, pero los encargados del gobierno estatal no pueden con él, la versión fundacional del Neo Mirreynato oaxaqueño, plagada de esnobismo, soberbia, prepotencia, pero también de incapacidad, incompetencia, luchas fratricidas, traiciones y muchas linduras más empieza a dar forma al destino próximo del estado más mal gobernado, agraviado, traicionado y saqueado del país, es un derecho absolutamente respetado disentir de mi opinión personal, aun de descalificarla y tacharla de frívola y ligera, pero espero que quien lo haga, camine por las calles del estado, vea nuestras condiciones, platique con nuestra gente en la calle, en un mercado, en un bloqueo, con paisanos de municipios olvidados que en breve serán recordados por el próximo proceso electoral y a los que se pretenderá engañar una vez más, con autoridades municipales sin respuesta a sus solicitudes y gestiones, con empresarios a los que se les está pidiendo nuevamente que inviertan para el desarrollo del estado pues el gobierno actual como el anterior no tiene dinero ni para anticipos de obra siendo que se le autorizó un presupuesto histórico, tema del que oímos hablar los últimos seis años y que con ese gran capital en cuenta, se encuentra quebrado y parece que seguirá así, recordemos que hace un poco más de medio año se dio la noticia que gracias a la gestión del gobernador se alcanzó un gran presupuesto para el estado, información que fue ampliamente difundida por el equipazo de comunicación del estado, que ahora ha hecho mutis respecto al subejercicio que a la fecha se ha detectado en la presente administración, a los errores de aplicación y ejercicio presupuestal en diversas áreas de gobierno, al absurdo de decir que de las deudas del estado, se le pagaría a los acreedores a solo un 80% de su valor, con absurdos como la renuncia de un Secretario de Gobierno por un acto de corrupción pero a quien se le encarga que negocie con los profesionales del bloqueo oaxaqueño de manera oficiosa pero a nombre del gobierno y a quien se dice, le espera la silla que quedará vacante en importante delegación federal, pues el uso de una aeronave de gobierno para fines de esparcimiento familiar merece no solo reconocimiento sino estímulo y lo pone también en la antesala de la candidatura al senado, ja, ja, ja, este Mirreynato parece cuento del absurdo de Daniíl Jarms, o como los Cuentos Absurdos de Ramiro Pinto, donde en el prólogo Fernando Pérez dice “… Tiene entre sus manos, estimado y desconocido lector, un ejercicio de denuncia, una pretensión de abrir conciencias, de clarificar conceptos desde la reflexión aparentemente absurda, de desmontar postureos desenmascarando el sin sentido que se esconde detrás de nuestra vileza“.

La realidad nos indica que hemos sido engañados una vez más por quienes mediante un engaño creyeron que serían capaces de guiar ordenadamente un estado presa del desorden, veremos ahora en la fiesta de la interculturalidad no solo de Oaxaca, sino quizá de México y posiblemente de Hispano América como hacen presa de las finanzas del estado grupúsculos de movimientos de reivindicación social y liderazgos de luchadores sociales que en complicidad con el gobierno para dar la imagen de orden, paz y progreso harán jugosos acuerdos económicos que beneficien a muchos bandidos y que no lesionen la imagen casi beatifica del gobernador en turno que no tiene los operadores con la capacidad necesaria para hacer las cosas de manera distinta, o no tiene la capacidad para lograrlo (es evidente que no es interlocutor de nadie, es solo un hacedor de acuerdos económicos) o no tiene los tamaños para guiar en paz y orden al estado que más que vestirse de fiesta para la Guelaguetza 2017, parece que se vestirá una vez más de quiebra, de abusos y de absurdos, estamos a pocas semanas de saber el desenlace del cuento Guelaguetza, donde la fiesta será para unos cuantos ganones, que no serán ni empresarios, ni artistas, ni turistas, ni artesanos, serán pillos, y estamos a unos meses del cierre del año del primer ejercicio presupuestal de este novel gobierno y de enterarnos de la dimensión del subejercicio que nos mostrará indudablemente la dimensión de la incapacidad, eso será en una segunda parte que en su momento referenciaré al citar el presente texto dentro de una semanas y posteriormente en unos meses más, debo decir apreciables lectores que, al hablar del Mirreynato oaxaqueño me obligo a explicarme, cosa que tendré el placer de hacer en la próxima entrega, pues ésta navegó derivando en otro tema y solo pude preguntarme: …y ahora que pasa?

@FerruscaOax

Esta columna es reproducida en este medio informativo tal cual ha sido concebida por su autor.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here