Acusan a nueva mesa directiva del congreso de atentar contra las minorías

0

Rodrigo Islas Brito

Aunque la cosa ameritó cierto secretismo por parte de diputadas y diputados integrantes de la bancada de Morena, hoy en el inicio del nuevo periodo de sesiones de la 64 legislatura, el diputado priista Jorge Villacaña Jiménez fue nombrado como nuevo presidente de la Mesa Directiva del Congreso, bajo señalamientos de que el suyo al igual que otro nombramientos en la mesa para el partido Morena, atentan contra la participación de los grupos minoritarios en las tareas legislativas.

Así lo dijo la hoy diputada independiente Aleyda Serrano en su participación en tribuna poco antes de la votación legislativa que acabó eligiendo por 37 votos a favor al mencionado Villacaña como presidente de la mesa directiva, como vicepresidenta a la diputada de Morena, Hilda Graciela Pérez Luis,  y como primera, segunda y tercer secretario, a las morenistas Migdalia Espinoza  e Inés Leal Peláez y al diputado del partido del trabajo, Saúl Cruz Jiménez, respectivamente.

Respecto a lo que Serrano aseguró que el que Morena tenga tres integrantes de su bancada en la mesa directiva hace a un lado de manera dirigida a grupos parlamentarios más pequeños como el grupo de mujeres independientes, o el del Partido Verde Ecologista, todos integrados exclusivamente por mujeres.

Minutos antes la diputada de Morena y vocera de su grupo parlamentario, Delfina Guzmán había  sustentado que por ley la presidencia de la Mesa Directiva le correspondía al PRI como segunda fuerza política cuestión que ya se había definido en la Junta de Coordinación  Política (JUCOPO), cuyo nuevo titular, el también nuevo coordinador de la bancada morenista, Horacio Sosa Villavicencio, tomó protesta en su cargo.

Nombramiento que según Guzmán si hizo en la bancada morenista de “una forma  muy compacta”, pues la vocera ha asegurado que hoy los 26 diputadas y diputados de Morena ya son por lo menos capaces de sostener una reunión de trabajo todos juntos sin necesidad de denunciarse mutuamente de fraudes o imposiciones.

Minutos antes de iniciada la sesión también fue el coordinador de la bancada del Partido Revolucionario Institucional  (PRI), Alejandro Avilés Álvarez, quien se detuvo en la sala de prensa del Congreso, y tomo una silla mientras un niño bolero se dispuso a sacarle bola a sus elegantes zapatos

“Siempre había sido un hecho, hoy nada más se concreta”, les dijo Avilés a los reporteros y reporteras presentes sobre el nombramiento de Jorge Villacaña, con tono de perdona vidas, al tiempo que hacia bromas sobre la proyección que la sesión parlamentaria se hacía en la pantalla del lugar en un irremediable y cansado fuera de foco.

Después de que él, Pérez Luis, Espinoza, Leal Peláez y Cruz Jiménez tomaron protesta de las y los diputados que hoy sustituyen, y que al saliente y ahora expresidente de la mesa directiva César Morales Niño le cantaran las mañanitas, Jorge Villacaña tuvo como primera tarea en su cargo guiar  la votación para declarar o no al expresidente de Bolivia, hoy refugiado político en México, como ciudadano honorifico del estado de Oaxaca.

Con 30 votos a favor la votación dio por buena el nuevo nombramiento con el que Morales podrá visitar Oaxaca, al tiempo que la diputada del Partido Acción Nacional, María de Jesús Mendoza Sánchez, aseguraba en tribuna que en Bolivia se vende mucho droga y que por cosas como esas Evo Morales tuvo que salir huyendo, el diputado de Morena, Luis Alfonso Silva Romo gritaba patriótico que nada de malo tiene nacionalizar la economía para el propio pueblo y que como el amor a la patria es  grande (cuestión curiosa porque hasta donde se sabe Silva Romo nació en Oaxaca, no en Bolivia), “¡bienvenido sea Evo Morales a Oaxaca!”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here