Acusan nepotismo en plazas de trabajo en Congreso, llegan los de Teopoxco y todo el mundo corre

0

 

Rodrigo Islas Brito

Una carrera de bloqueos se presentó este miércoles en el Congreso del Estado de Oaxaca cuando aproximadamente desde la diez de la mañana trabajadores de base del propio poder legislativo bloquearon los accesos a las instalaciones del edificio en demanda de que no se siguiera dando lo que llamaron otorgamiento de plazas irregulares.

Aproximadamente a una hora y media de dar inició la sesión ordinaria de la 64 legislatura, un grupo de trabajadores en representación de 65 empleados de base aseguraron que hoy en el poder legislativo existen nombramientos en puestos clave a personas a las que contratan por ser amigos, familiares o compadres de los diputados.

Acusaron que ante esta política de nepotismo legislativo empleados con años de experiencia en el Congreso no han tenido la oportunidad de ascender pues incluso se le da la base de trabajo a personas que nunca se presentaron a laborar verdaderamente.

Expresaron que existen 11 plazas de trabajo otorgadas de manera irregular en el Congreso, de las cuales se espera obtener más información al respecto por parte de la Junta de Coordinación Política (JUCOPO) de la 64 legislatura. Tras lo que pegaron en las rejas cerradas del edificio cartulinas con las leyendas: “Basta de acomodar a sus cuates”, “no a las falsas bases”, “no al ingreso de Darinel Hernández Domínguez”, “vete Darinel, no eres de la base”.

Respecto a este último nombre, el único identificado en la protesta de los trabajadores de la Delegación del Sindicato de Trabajadores de los Poderes del Estado e Instituciones Descentralizadas de Carácter Estatal de Oaxaca (STPEIDECEO), se ha podido establecer que su plaza de base en el Congreso ha sido impugnada por los trabajadores de base desde enero del 2017, cuando la 62 legislatura estaba en funciones, bajo el argumento de la existencia de un oficio girado por la oficina de Recursos Humanos a la Contralora del Congreso del Estado, en los archivos no se encontró documentación personal de cada uno de los trabajadores, por lo que su situación era totalmente irregular.

Más extraño aun es que existe un Darinel Hernández Domínguez, nombre sobre el que hoy los trabajadores del estado exigen su salida del Congreso, que fue reportado como desaparecido el 4 de julio del 2019, reportando habérsele visto por última vez dos días antes en la ciudad de Tlaxiaco cuando se dirigía a Putla de Guerrero a bordo de su automóvil Accent modelo 2018, color gris con placas de circulación NGD-9508 del Estado de México.

De vuelta a lo sucedido hoy en el Congreso del estado, justo cuando los trabajadores de base del Congreso estaban siendo atendidos en sus peticiones por los diputados para poder dar inicio a la sesión ordinaria de esta semana llegaron a las afueras del edificio legislativo aproximadamente seis autobuses de pasajeros con el logo de la empresa AU y placas de destino en las que se leía la palabra Tehuacán.

De ellos descendieron aproximadamente 150 pobladores de Santa María Teopoxco, quienes apenas ayer irrumpieron de forma violenta en la Ciudad Administrativa del gobierno estatal para exigir la desaparición de poderes y nuevas elecciones extraordinarias de autoridades locales.

Las y los mismo que hace tres semanas exigieron que se instalara una mesa de atención para destituir a la recién electa alcaldesa, Susana Alvarado, demandando que esta sea destituida por el gobierno estatal.

En su exigencia por ser atendidos por el secretario de gobierno Héctor Anuar Mafud Mafud y pertrechados con lanzas y palos, los quejosos terminaron por hacer añicos vidrios, cajeros y escritorios del lugar.

Al final Mafud comunicó a la prensa que los manifestantes no acreditaron las pruebas que tienen en contra de su autoridad municipal electa y tampoco han querido agotar el procedimiento legal en las instancias encargadas de revisar sus reclamos que son el órgano superior de fiscalización y la legislatura local. Y fue sobre esta última sobre la que hoy concentraron sus esfuerzos manifestándose en el mismo sentido en el que lo hicieron en Ciudad Administrativa, aunque sin palos de por medio.

Con el antecedente de su accionar violento acaecido ayer, la JUCOPO de la 64 legislatura decidió clausurar la sesión ordinaria de hoy y desalojar a los trabajadores del Congreso, justo cuando estos estaban logrando una respuesta a sus protestas ante el acusado nepotismo legislativo.

“Derivado de los bloqueos realizados por un grupo de manifestantes, que mantienen cerrados los accesos a las instalaciones del Congreso del Estado, la sesión ordinaria convocada para el día de hoy miércoles 26 de febrero de 2020, a las 11:00 horas, se suspende por no existir las condiciones necesarias para su celebración. Esto con fundamento en el artículo 39 Fracción II y XII, de la Ley Orgánica del Poder Legislativo del Estado Libre y Soberano de Oaxaca. Lo anterior para salvaguardar la integridad física de las y los diputados, personal y ciudanía en general.”, explicó la 64 legislatura en un comunicado.

Por su parte el diputado de Morena titular de la JUCOPO, Horacio Sosa Villavicencio, declaró a la prensa que efectivamente entre los años 2016 a 2018 se asignaron 11 puestos de base en el Congreso del Estado, mismos que en su momento fueron revocados por supuestas irregularidades. Sobre lo que, sin embargo, autoridades laborales mandataron la reinstalación de uno de estos casos, lo que fue rechazado este día por los trabajadores mediante un paro laboral (al parecer dicho esto en referencia al extraño caso de Darinel Hernández Domínguez, reportado como desaparecido el año pasado)

Ante esta situación, el presidente de la Jucopo ratificó su respeto al derecho de los trabajadores y empleados a manifestarse, en el marco de libertades de que gozan, asegurando que en la actual Legislatura no hay cabida a ninguna clase de plazas y nombramientos irregulares.

 

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here