Amlo está vendiendo o rifando un avión que el Gobierno de México aún no termina de pagar

0

Rodrigo Islas Brito

Hoy el presidente de México Andrés Manuel López Obrador informó que hay cinco opciones para finalmente deshacerse del avión presidencial entre las que incluyó un intercambio del Boeing 787- 8 Dreamliner  por equipos médicos como tomógrafos para los hospitales públicos del país por un total de 130 millones de dorares o una rifa organizada por la Lotería Nacional con un costo de 500 pesos por boleto.

Sin embargo, AMLO puede estar vendiendo, rifando o cambalacheando  algo que oficialmente al final no le pertenece a su gobierno, ni a los que les antecedieron.

Desde de julio del 2018 había informes de que Enrique Peña Nieto terminaría su sexenio con su gobierno debiendo 6,109 millones de pesos del avión presidencial. Cuestión que destacaba frente a la firme promesa del entonces candidato presidencial López Obrador de venderlo una vez que llegara a un destino que al final ya no fueron Los Pinos, sino el Palacio Nacional.

El reporte del periódico El Economista daba cuenta de que cuando el tabasqueño después de haber ganado la elección presidencial asumiera el cargo asuma el cargo de titular del Ejecutivo federal, el monto total de la deuda por la adquisición de la aeronave, que a precios del 2018 ascendía a 7,560 millones 72 mil 713 pesos, se habría cubierto apenas en un 19.18 por ciento.

Pues los gobiernos de Felipe Calderón y Enrique Peña Nieto habrían pagado ya 1450 millones 393,068 pesos en forma acumulada durante seis años, con un adeudo pendiente por 6,109 millones 679,645 pesos.

El Economista citaba que de acuerdo con el decreto del Presupuesto de egresos de la Federación para el ejercicio fiscal 2018,  ese año se aprobó una inversión por 451 millones 492,004 pesos para financiar la compra del Boeing 787-8 Dreamliner, pues cada año el costo de la aeronave, financiada a 15 años, aumenta, como ha sucedido desde el 2013, año en que se realizó el primer pago anual.

El Economista recordaba que la compra del avión presidencial fue acordada en el 2012, durante el último año de gobierno del expresidente Felipe Calderón Hinojosa, por 6,094 millones 689 mil 887 pesos en total.En el 2014, la deuda ya era por 6,308 millones 491,331 pesos.

Durante el tercer año del sexenio de Peña, en el 2015, se cubrieron 410 millones 510,427 pesos de 6,769 millones 996,885 pesos que ya se debían entonces. Al final el avión llegó a México en febrero del 2016 y fue estrenado por el presidente Enrique Peña Nieto

En el 2016, la deuda ascendía a 6,983 millones 251,790 pesos. Y el año pasado la deuda sumaba 7,214 millones 686 mil 082 pesos. Hasta mayo anterior, según cifras de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público, a la “Adquisición de una Aeronave de Transporte Estratégico para uso Presidencial y del Estado Mayor” se habían destinado 179 millones 687,408 pesos, de un monto de inversión anual programado por 560 millones 46,933 pesos.

El Informe de Avance de Programas y Proyectos de Inversión 2018 establece que al finalizar el año 2018 la deuda por la aeronave presidencial ascendería entonces a 7,560 millones 72 mil 713 pesos, cifra 1,465 millones más que el precio pactado en el 2012.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here