CARGANDO

Escribe para buscar

Agenda CIO

Andrea Itzel, 16 días de terror y zozobra, tras su desaparición

Compartir

Álvaro Morales

A cuatro días del hallazgo de restos óseos y ropa de mujer en una paraje de Santiago Suchilquitongo, Etla, la Fiscalía de Oaxaca continúa sin informar si la víctima se trata de la joven Andrea Itzel Martínez Castellanos, de 17 años, que este miércoles cumplió 16 días desaparecida.

Catalina María Castellanos Cruz, madre de la adolescente, reiteró que el día del hallazgo, el viernes 27 de enero, ni la policía ni el Ministerio Público permitieron que ella se acercara al lugar para intentar reconocer algún indició de su hija, por lo que ahora su familia debe esperar hasta que la autoridad ministerial les entregue los resultados de las pruebas genéticas.

Sin embargo, la madre de familia afirmó que la ropa, según los datos que tuvo a su alcance, no corresponden a los de su hija.

Gobierno se niega a recibir a padres

La familia de Andrea Itzel estuvo este miércoles en la ciudad de Oaxaca para intentar reunirse con autoridades gubernamentales para pedir la aceleración de los resultados, pero no fueron recibidos con el argumento de que no se encontraban los funcionarios del área pertinente.

Ante ello, María Catalina Castellanos advirtió que mientras no tenga una prueba científica que confirme o descarte que los restos encontrados en Suchilquitongo sean los de su hija, ella continuará buscando y llegará a donde tenga que llegar para rastrear y dar con la estudiante.

“Como padres, nosotros seguimos con la búsqueda, con el apoyo de la comunidad en general. A partir del hallazgo de un cuerpo o de restos oseos, porque no fue un cuerpo como tal, hubo medios de comunicación que se han tomado el atrevimiento a difundir que son los restos de mi hija”, denunció la mujer.

“Como yo lo he dicho desde un principio, yo no tengo la certeza de que esos restos sean de mi  hija y hasta que yo no tenga un examen en mis manos que diga que es mi hija, no lo voy a aceptar”.

–Se comentaba que había ropa, indicios en el lugar de los hechos, que podría ser de su hija.

–No, no corresponden.

Búsqueda, en medio de incertidumbre


-¿Cuánto tiempo va a tener que esperar para conocer los resultados (de las pruebas genéticas)?, consultó la prensa.

-No nos han dicho con exactitud cuántos días, pero lo que nos han dicho es que están tratando de hacer los procedimientos lo más rápido posible, pero, con exactitud, no tenemos días exactos.

Castellanos Cruz reprochó que el día cuando fueron hallados los vestigios humanos, el viernes 27 de enero, no le permitieron llegar a la zona y únicamente pudo acercarse cuando las diligencias habían terminado.

La decisión de la policía y del Ministerio Público se dio a pesar de que los restos fueron hallados en el barrio del Peñasco, Suchilquitongo, del mismo del que es originaria Andrea Itzel.

“Sí, posteriormente fuimos al lugar, después del levantamiento. Sí asistimos al lugar, pero ahora sí que las autoridades tienen su restricción hasta cierro punto”.

-¿De qué manera siguen las búsquedas?

–La población nos sigue apoyando, y aún seguimos pegando boletinaje; seguimos recorriendo las zonas que entre los mismos pobladores eligen para así salir a la busqueda.

–¿Qué les dijo el personal de gobierno (en su intento por reunirse este día)?

–Ahora sí que nosotros venimos a buscar un acercamiento. Nos comentan que en este momento no se encuentran las personas indicadas; entonces, va a pasar a un segundo momento para tener otro acercamiento.

Reclamos a la prensa

Sobre el tratamiento que la prensa le ha dado al caso de Andrea Itzel, la madre de familia lamentó que algunos medios de comunicación hayan dado por hecho que los restos encontrados en Suchilquitongo eran de su hija.

Lo anterior, dijo, provocó un profundo dolor entre la familia, a pesar de que tales aseveraciones no tuvieron ningún sustento.

“Yo les pido que se toquen el corazón tantito y que no hagan ese tipo de comentarios porque no saben el dolor tan grande que una madre siente al momento de que ustedes, como medios, difunden ese tipo de noticias.

“Yo que soy su madre, no tengo ningún examen en mis manos que me diga que es mi hija y por qué ustedes como medios, cómo ustedes como medios, se atreven a asegurar o a difundir que esos restos pertenecen a mi hija”, lamentó.

Incluso, a raíz de esa noticia, abundó, el gobierno estatal tuvo que desmentir y aclarar que a penas iban a realizarse los estudios pertinentes.

–¿Qué mensaje le envía a la ciudadanía?

–Yo le pido a todos los medios de comunicación y a la poblacion en general, que sigan apoyando que sigan difundiendo, sigan difundiendo los boletines de búsqueda. Hasta los rincones donde más se pueda, vamos a seguir buscando a Andrea Itzel; no vamos a parar hasta encontrarla.

Antecedentes

Los padres de la menor informaron que Andrea Itzel desapareció la mañana del 17 de enero. Ambos progenitores salieron de su hogar a las 6 de la mañana con el objetivo de acudir a su centro de trabajo y en el interior se quedaron tanto su hija como el hermano de ella.

Al llegar a su hogar, alrededor de las 14:00 horas, los adultos no encontraron a la joven y cuando intentaron hacer contacto telefónico, nunca respondió.

De acuerdo con la Ficha de búsqueda, la joven oaxaqueña es de tez blanca, mide 1.65 metros de estatura y es de complexión regular. Tiene cabello corto de color castaño claro y la última vez que fue vista vestía chamarra negro color negra, playera blanca, pantalón de mezclilla y tenis color negro.

Etiquetas:

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

error: ¡El contenido está protegido!