Ante estupros disfrazados de matrimonios, prohibición de matrimonio infantil debe sumarse a la ley

0

Rodrigo Islas Brito

La UNICEF ha definido al matrimonio infantil como aquel acto en el cual existen uniones de hecho o derecho, en donde uno o ambos contrayentes son todavía considerados como un niño o una niña. Lo alarmante de esta cuestión es que hoy en Oaxaca por medio de esta clase de matrimonios se pueden establecer abusos disfrazados y cobijados por la norma que permite esa clase de uniones, donde lo peor de todo es que estos pueden estar propiciados por los propios padres en contra de los deseos de las personas menores de edad contrayentes

Al respecto, según lo observado por la diputada local por el partido Morena, Hilda Graciela Pérez Luis, existen tratados internacionales que proscriben el matrimonio sin consentimiento pues este dicho requisito es lo que debe regir la piedra angular de un matrimonio. Suscitándose el hecho de que en un matrimonio infantil, una persona menor de edad no puede dar el consentimiento pleno e informado que merece un acto de tal magnitud y trascendencia.

Al respecto, hoy el Estado de Oaxaca es una de las tres entidades federativas con mayor porcentaje de matrimonio infantil en México, según lo marcado desde mayo por un estudio elaborado por el Centro de Estudios de la Mujer y Paridad de Género del Congreso Local, con un 39 por ciento de mujeres que en Oaxaca se han casado antes de los 18 años de edad.

La diputada Pérez Luis entraña que el mayor peligro hoy sobre lo narrado es que si hoy ante la ley el que un hombre adulto tenga relaciones sexuales con una niña de quince años fuera del matrimonio puede implicar que esto sea constitutivo de un delito, ese mismo hecho cuando es realizado dentro del matrimonio, es dispensado, maquillando así la situación.

En una propuesta de ley que presentó ante el Congreso del que forma parte, la legisladora Hilda asevera que resulta importante destacar que en la legislación oaxaqueña no existe la conceptualización expresa de la prohibición del matrimonio infantil, por lo resulta urgente que está quede establecida dentro de la Ley de Niñas, Niños y Adolescentes del Estado de Oaxaca.

Para visibilizarla como una conducta nociva y considerarla en todo tiempo como un acto forzado, carente de la voluntad plena o del consentimiento otorgado por una persona menor de edad. A lo que cabe señalar que la institución del matrimonio es parte medular de la identidad de los diferentes pueblos originarios del estado.

Situación en la cual un matrimonio entre dos personas menores de edad, colocará a sus integrantes en una situación en la que les será mucho más difícil salir de la pobreza y el rezago, además de que las niñas y adolescentes que contraen matrimonio o entran a una relación de concubinato, son más susceptibles de ser víctimas de violencia familiar.

 

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here