CARGANDO

Escribe para buscar

Agenda CIO General

Caso Uruchurtu, la primera prueba del nuevo Gobernador

Compartir

Álvaro Morales

Elizabeth Uruchurtu, hermana de Claudia Uruchurtu Cruz, demandó a las autoridades de Oaxaca que no exista ningún tipo de ingerencia en la parte final del proceso judicial que busque   favorecer a alguno de los implicados en la desaparición forzada de la activista,  principalmente a la ex edil de Asunción Nochixtlán, Lizbeth Victoria Huerta.

Tras dar a conocer ayer que la jueza principal del caso decidió postergar hasta mañana por la tarde la emisión del fallo correspondiente, la víctima indirecta recordó que en múltiples ocasiones el aún gobernador electo, Salomón Jara Cruz, ha defendido a Victoria Huerta, su ex operadora política, con el argumento de que su detención y encarcelamiento se deben a cuestiones políticas.

Jara Cruz asumirá de manera oficial el cargo como gobernador de Oaxaca el jueves por la mañana y, por la tarde, será emitida la sentencia, absolutoria o condenatoria, en contra de Lizbeth Victoria y de tres de sus presuntos cómplices.

“Con todo el dolor de mi corazón, yo no confío en nadie. Ustedes saben que el Gobernador entrante (Salomón Jara) ha salido a defender a la expresidenta municipal de Nochixtlán una y otra vez; él ha dicho que nuestro dolor, que nuestra perdida, es una mentira, que es todo una argucia política (y) yo no entiendo nada de eso”, sostuvo Elizabeth Uruchurtu.

La doliente afirmó que quienes han intentado politizar el caso son los personajes que han tratado de deslindar a la ex alcaldesa de las imputaciones que enfrenta y que su hermana desaparecida lo único que hizo fue denunciar los actos de corrupción en los que presuntamente incurría Victoria Huerta.

“Todo lo que mi hermana documentó, las demandas que ella puso en contra del mal uso de fondos, del desvío de fondos hacia campañas políticas (quedaron debidamente acreditados). Hay al menos dos auditorías  extraordinarias por parte del Órgano Superior de Fiscalización del Estado (OSFE) y del órgano fiscalizador federal, que dan cuenta del trabajo de mi hermana, eso fue lo que hizo mal: tratar de defender a los de su pueblo.

“Mi hermana no estaba interesada en sus cuestiones políticas, esas son de ellos, mi hermana lo que buscaba era justicia para los de su pueblo; todo eso se vino a ventilar aquí,  en el juicio. Yo no entendería por qué habría que desestimarlo, (pero) lamentablemente la vida me ha enseñado que no puedo confiar en nadie”.

Uruchurtu resaltó que su familia demanda un proceso final del juicio apegado a Derecho, como lo merecen todas las víctimas.

“Cómo víctimas indirectas es que el proceso se lleve a cabo conforme a Derecho, eso es lo único que pedimos, es lo único a lo que tenemos Derecho y seguimos pidiendo a las diferentes autoridades que por favor no haya ninguna ingerencia”.

Remarcó que  jurídicamente existen elementos para obtener una sentencia condenatoria en contra de los procesados.

“Jurídicamente están las condiciones, ya lo hemos comentado. Nos parece a nosotros que el cúmulo de evidencias, que el cúmulo de testimonios que se han presentado son vastos; entonces, a nosotros nos parece que las condiciones están dadas para que así sean. Es una oportunidad única para que la juez, María Teresa Quevedo, tiene  en sus manos”, apuntó.

Posponen fallo


La jueza que encabeza el proceso por la desaparición de la activista Claudia Uruchurtu Cruz pospuso para el primero de diciembre la audiencia en la cual se daría a conocer la sentencia en contra de cuatro de los implicados en los hechos, entre ellos la ex edil de Asunción Nochixtlán, Lizbeth Victoria Huerta, militante del partido Morena y en su momento, operadora política  del hoy gobernador electo, Salomón Jara Cruz.

La juzgadora, María Teresa Quevedo, había citado a las partes este martes; sin embargo, una vez cumplida la hora justificó que no existían “las condiciones para dar el fallo del juicio” debido a que la policía no pudo trasladar a dos de las personas involucradas en el proceso a la sede donde les sería notificado éste, con el argumento de que los agentes estaban ocupados en operativos.

Elizabeth Uruchurtu, hermana de la víctima, resaltó que la juzgadora decidió posponer la audiencia para el jueves primero de diciembre de 2022 a partir de las 18:00 horas.

Así, la sentencia absolutoria o condenatoria por la desaparición de la activista méxico-británica se dará a conocer horas después de que Salomón Jara, quien se ha pronunciado en contra de la detención de Victoria Huerta, asuma oficialmente la gubernatura del estado.

Policía no trasladó a acusadas


“Dice la policía que tiene muchos operativos y que no hay forma de trasladarlas…que hay el cambio de gobierno y que tienen muchos operativos en marcha y, entonces, que no tienen las condiciones para trasladarlas”, criticó Elizabeth Uruchurtu,  al comparecer ante los medios de comunicación para dar a conocer la noticia.

Asimismo, la doliente cuestionó por qué las autoridades sí habían podido llevar al lugar de la audiencia a dos de los procesados y no a las otras dos, entre ellas la ex edil.

“Lo dejamos a su criterio; obviamente, lo que a nosotros nos preocupa es que por ley el periodo para que la ley emita si fallo es de 24 horas y, entonces, a razón de eso, suspende el proceso”.

Antecedentes

 

Por el caso de la desaparición de Claudia Uruchurtu, quien de acuerdo con el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, fue asesinada tras su plagio, han sido detenidas cinco personas: la ex presidenta municipal de Asuncion Nochixtlán, Lizbeth Victoria Huerta; Juan Antonio H. M., alias El Centinela, y Johan Ricardo M.M., así como Janet V, identificada como esposa de Juan Antonio H, y otro hombre identificado como R.A, alias El Greñas o El Colas. Los implicados conformaban el equipo de trabajo de la alcaldesa.

Claudia Uruchurtu Cruz desapareció el 26 de marzo de 2021, luego de participar en una manifestación contra las autoridades de Asunción Nochixtlán.

La activista acusaba a la administración que encabezaba Lizbeth Victoria de haber incurrido en delitos como desvío de recursos y abuso de autoridad, por lo que promovió procesos de auditoría ante el Órgano Superior de Fiscalización del Estado de Oaxaca (OSFE).

Tras esto, la alcaldesa de Nochixtlán, Lizbeth Victoria Huerta, junto a otros cuatro integrantes del ayuntamiento, fueron detenidos y vinculados a proceso por su probable responsabilidad en el delito de desaparición forzada.

“Es un caso paradigmático. Es el único caso en México donde ex funcionarios públicos o la mayoría de ellos han sido llevados  a juicio”, subrayó.

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

error: ¡El contenido está protegido!