Congreso dijo a Murat que mintió en su 3er. Informe de Gobierno

0

Por Rodrigo Islas Brito

“Desigualdad, violencia y corrupción son el sello de los estados actuales en el Estado de Oaxaca y lo son a tambor batiente”, fue lo que dijo expresó la mayoritaria bancada de Morena de la 64 legislatura en respuesta al Tercer Informe de Gobierno del gobernador de Oaxaca, Alejandro Murat Hinojosa, quien por el contario consideró que, si el estado se encuentra en medio del ánimo turístico mundial, es porque aquí solo hay seguridad, gobernabilidad y paz.

La aseveración de la bancada morenista se dio solo cuando el gobernador ya no estaba más en el edificio del Congreso del Estado. Solo una vez que él ya iba de regreso a la ciudad de Oaxaca con la sonrisa intacta. El acto oficial que a la larga resultó en un juego protocolario y político de dos aliados, inició a las ocho de la mañana, con el gobernador Murat llegando a tiempo con un “elegantour disparadisimo” entre todas aquellas y aquellos asistentes al magno evento y un ejemplar de dos tomos del Tercer Informe que como un ladrillo para construir viviendas fue colocado en la curul de cada una de las y los diputados.

En cuanto puso el pie en la tribuna legislativa Murat se fue a lo grande asegurando que el Estado que gobierna es la entidad que más ha disminuido la pobreza extrema según datos del Centro Nacional de Evaluación para la Educación Superior, A. C. (Ceneval), donde a cuatro mil pesos se ha incrementado el ingreso en más de una década del ciudadano promedio. Todo bajo la sonrisa franca y amorosa desde galería del secretario de finanzas, Jorge Gallardo Casas.

“Hoy sigue siendo insultante la pobreza en Oaxaca, en los últimos tres años, no ha dejado de ser una vergüenza. Cifras del CONEVAL dan cuenta de que un 23.3 por ciento de la población de Oaxaca está en pobreza extrema, 951 mil 850 personas en esa situación”, acusaría media hora después la vocera de la fracción de Morena, la diputada Defina Guzmán, acompañada por otros diez diputados y diputadas de la bancada en el que destacaba el flamante nuevo coordinador de la misma y presidente de la Junta de Coordinación Política (JUCOPO), Horacio Sosa Villavicencio, preso de una seriedad ansiosa.

Aun cuando el gobernador no se enteró, Guzmán le dio vuelo a los datos duros citando que hoy Oaxaca tiene a 2 millones 822 mil 500 personas, el 69 por ciento de la población, con un ingreso inferior a la línea de pobreza. Con un millón 532 mil 100 personas, el 37.4 por ciento de la población, con un ingreso inferior a la línea de pobreza extrema por ingresos. Con un millón 142 mil 200 personas, el 27.9 por ciento de la población en situación de carencia social por falta de acceso a la alimentación.

Media hora antes, aquellos datos no aparecieron ni por asomo en el triunfalista recuento del gobernador Murat , ni en su afirmación total de que Oaxaca está hoy entre los cinco Estados del país con mayor nivel de crecimiento equivalente a un 3.9 por ciento.

El hijo de José Murat Casab aseguró además que en su gobierno se ha dado un abasto de medicinas del ochenta u ochenta y cinco por ciento, aunque datos de la Sección 35 del Sindicato Nacional de Trabajadores de Salud, digan que hoy esa cifra es en realidad del treinta por ciento.

Media hora después en el posicionamiento del grupo parlamentario de Morena, se aseguraría que aunque les falta revisar los ladrillazos con estatus de informe dejados por el gobierno estatal, de entrada era una falta de respeto la campaña que Murat  ha desarrollado en medios para asegurar que los oaxaqueños están en el rumbo correcto, pues estos viven en uno de los estados más seguros del país

“La realidad se empeña en imponerse. La sangre, la violencia y la muerte se han vuelto cotidianas con su larga  cadena de homicidios, feminicidios y desapariciones forzadas. Con los porros administrados desde la Secretaria General de Gobierno”, señaló en el citado comunicado la diputada Delfina Guzmán, quien cuarenta minutos antes había contemplado impávida el júbilo del luego referido secretario de gobierno, Héctor Anuar Mafud Mafud, quien prácticamente se la paso todo el informe en calidad de guardaespaldas del gobernador.

Después de terminado el Tercer Informe, la bancada morenista señaló que ahora “el gobernador es investigador, defensor de oficio y juez, exculpa y promulga inocencia” en torno al brutal ataque (perpetrado hace seis días en San Vicente Coatlán) en el que fueron asesinados cinco agentes de la policía estatal.

“Estos fueron condenados a muerte por su propia administración, enviados malpagados, sin capacitación, sin estrategia”, dijo la diputada Guzmán, recordando que hoy en las ocho regiones del Estado se registran brutales ejecuciones diarias. Veinte minutos antes, en el desarrollo del informe, el gobernador Murat no estuvo ni un poco cerca de tan dura acusación y señalamiento.

Su comparecencia fue todo un clima de paz y buenos tratos en que el gobernador aseguró que Oaxaca es el estado número uno en certificación de fuerzas policiales estatales, por lo que volvió a repetir una vez más que para él “Oaxaca es uno de los diez Estados más seguros del país” por lo que se mantiene como una de las pocas entidades en México sobre la cual la embajada de Estados Unidos aún no ha señalado una recomendación a sus ciudadanos de no visita.

El gobernador aseguró que en el Istmo de Tehuantepec  se ha detenido a 150 delincuentes peligrosos y se les ha vinculado a proceso. A lo que sumó que en la región de la Cuenca, donde aunque el gobernador no lo recordó, se han asesinado a 107 personas en los 11 meses de este año, se ha destacado una nueva fuerza de reacción con capacidad especial que por lo pronto ha logrado según Murat, que este noviembre sea el mes en el que menos asesinatos se han registrado en aquella región. Además de que a la Cuenca el gobierno estatal también ha mandado comitivas de la Secretaría de Cultura y Turismo para la recuperación de espacios públicos mediante actividades comunitarias

Cuarenta minutos más tarde, algo alejada del triunfalismo del gobernador, la diputada Guzmán señalaría que la taza de educación superior en el estado es del 21 por ciento, 18 puntos por debajo de la media nacional y las universidades del gobierno de Estado siguen cobrando cuotas tan altas como las universidades privadas.

“48 por ciento de las empresas en Oaxaca enfrentaron actos de corrupción al interactuar con el gobierno de acuerdo a cifras de COPARMEX”, explicó la morenista , recordando que aunque el gobernador dijo previo al informe que se han tramitado 1640 expedientes por casos de corrupción contra funcionarios públicos, nunca aclaró que de estos solo tres fueron inhabilitados.

“La supuesta lucha contra la corrupción se refiere exclusivamente a la ocurrida en administraciones pasadas, que debe hacerse, claro. Pero que no debe hacerse para desviar la atención de la rapacería actual”, ponderó Guzmán a nombre de la fracción legislativa de Morena.

Antes, en su informe, Murat presumió la Fiscalía del estado ha abierto carpetas de investigación contra jueces corruptos y que se mantienen 50 carpetas por el mismo motivo contra servidores públicos. Después no mencionó en lo absoluto un tema sobre el que la bancada morenista se dio vuelo en su posicionamiento final.

Las y los diputados morenistas recordaron que de acuerdo a cifras del sindicato magisterial de la Sección 22; 232 escuelas en el Estado siguen en ruinas tras los sismos de septiembre de 2017 y más de 4500 alumnos toman hoy clases debajo de árboles, plásticos y lonas, mientras sigue sin conocerse el destino de cientos de millones de pesos de dinero público destinado a las labores de reconstrucción.

Delfina Guzmán recordó que el Congreso del Estado aprobó hace poco un refinanciamiento de la deuda pública de 3,500 millones de pesos para aplicarse en dos años, de la cual dijo que la 64 legislatura vigilará cada peso en tiempo y forma para lo que fue contratado. Aunque observó que dichas obras al respecto hasta ahora iniciadas son solo aquellas financiadas por el gobierno federal.

Destacando que el Proyecto de Obrador para convertir al Istmo de Tehuantepec en un nuevo Canal de Panamá, el Corredor Transístmico, que correrá entre los puertos de Salina Cruz, en Oaxaca, y Coatzacoalcos, en Veracruz, será el motor de crecimiento no solo para Oaxaca sino para todo el sur del país. Informando que de este se han empezado a construir doce kilómetros y se ha dado ya curso a un proceso de licitación para construir una vía del tren y hacer sus respectivos ajustes tipográficos a pendientes, veredas y terrenos. A lo que ya se tienen identificados diez terrenos para la construcción de lo que llamó: Zonas Francas.

“No habrá sumisión al poder ejecutivo. Refrendaremos nuestra autonomía. El equilibrio entre los poderes del Estado es un requisito indispensable para evitar los abusos”, dijo después de finalizado el tercer informe, la diputada y vocera Delfina Guzmán. Cuestión que por lo menos al gobernador Alejandro Murat le pasó de noche. El presidente de la Mesa Directiva del Congreso, César Morales Niño, había dicho en la tribuna legislativa en su respuesta al informe, que hasta ahora el Congreso de Oaxaca ha sido un aliado del gobernador. Con eso se fue Alejandro Murat Hinojosa dando las gracias.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here