Diputados de Oaxaca aseguran que a diferencia de otros Congresos, para ellos no habrá aguinaldo

0

Rodrigo Islas Brito

Ya  vas tres horas de duración de la reunión para discutir los términos en los que será aprobado el paquete fiscal 2020 que se discuten entre las y los diputados de la 64 legislatura y el secretario de Finanzas de Oaxaca, Vicente Mendoza, a puerta cerrada en un salón del Congreso del Estado. ¿Por qué se tardan tanto? ¿Estarán las y los diputados de Oaxaca discutiendo también los términos de su aguinaldo?, se pregunta la prensa en los pasillos.

“No va a haber aguinaldo. Los diputados estamos en el régimen de asimilados a salarios. Pregúntele  a su contador está en la ley”, responde visiblemente molesto el vocero de la bancada mayoritaria morenista en el Congreso del Estado, el diputado Pavel Meléndez, en un momento de ir al baño.

Entre la prensa hay incredulidad con la noticia. Pero si tan solo las y los diputados federales se han autorizado ellos solitos para estas fiestas decembrinas, entre aguinaldo y dieta, la cantidad  de 327 mil pesos, con una bolsa total de 164 millones para repartirse entre 500 legisladores.

Al terminar la reunión de la 64 legislatura con el secretario Mendoza, la pregunta es la misma para el diputado presidente de la Junta de Coordinación Política (JUCOPO), Horacio Sosa Villavicencio. ¿De a cuánto le va a tocar a cada diputado de aguinaldo?

Sosa dice que no habrá tal. “No por el momento, no lo tenemos contemplado. Estamos en austeridad, no tendremos aguinaldo”, expresa el mero mero de la JUCOPO. ¿Por ley o por qué no quieren?, le inquiere la prensa.

“Pues porque no es correcto, los diputados tenemos un sueldo de 42 mil pesos y con eso estamos bien”, responde el diputado. También niega que se vayan a auto asignar bonos de fin de año. Los reporteros y reporteras presentes observan que por lo menos ahora ya tienen algo en común con los diputados.

Con estas aseveraciones, el Congreso morenista de Oaxaca destaca frente a otros Congresos estatales del país donde eso de no recibir aguinaldo no fue ni siquiera una opción. Casos como los de Jalisco donde los diputados locales percibirán 181 mil pesos de aguinaldo, en Nuevo León, donde el monto será de 187 mil pesos, en Puebla donde la cantidad será de 94 mil pesos, en Sinaloa donde lo recibido será de 154 mil pesos.

O en Yucatán donde el aguinaldo legislativo será de 140 mil 504 pesos, misma cantidad que los diputados de Quintana Roo recibirán estas navidades, sumándose el caso de Querétaro donde se ha anunciado que el aguinaldo será 109 mil 666 pesos con 90 centavos en dos pagos, en Guerrero donde el monto de aguinaldo legislativo fue rebajado a los 26 mil pesos, en Chiapas donde la cantidad será de 135 mil pesos, o en la tierra del presidente Andrés Manuel López Obrador, Tabasco, donde el aguinaldo para legisladores será de cien mil pesos.

Frente a estos diputadas y diputados con aguinaldos en todo el país en tiempos en los que la palabra austeridad es una práctica de gobierno que parece haber llegado para quedarse. Aunque cabe recordar que al menos el año pasado con la antigua 63 legislatura de Oaxaca la cosa se había anunciado un poco diferente.

Pues, según versiones periodística, fue el mismo Jesús Romero, entonces diputado y presidente de la Mesa Directiva por Morena de la 63 legislatura (hoy candidato a la dirigencia de Morena en Oaxaca que al parecer cuenta con el respaldo de la mayor parte la diputación morenista de la 64 legislatura) quien dio cuenta que en Oaxaca las y los 42 legisladores locales cobran 257 mil pesos mensuales entre salario, bonos y diversas compensaciones.

Pues aunque su salario es de 42 mil pesos (tal como lo externó el actual presidente de la JUCOPO, Horacio Sosas) las y los diputados oaxaqueños  tienen diversos bonos y compensaciones que se dividen entre los 100 mil pesos por gestión legislativa, y los 115 mil pesos para el pago de asesores.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here