Dos mujeres hicieron historia al ser galardonadas con el “nobel” de arquitectura

0

Las irlandesas Yvonne Farrell y Shelley McNamara hicieron historia al ser galardonadas con el prestigioso premio Pritzker, conocido coloquialmente como el “nobel” de arquitectura.

Corría la década de los 70 cuando las arquitectas formaron su propio estudio en la calle grafton al centro de Dublín y que hoy en día ya abarca varios edificios, al cual bautizaron con el homónimo de la calle “grafton architects”. Pero en aquel entonces jamás imaginarían que lograrían convertirse en dos de las mejores arquitectas del mundo ganadoras del máximo premio de arquitectura e incluso llegando a ser elegidas para comisariar la Bienal de Arquitectura de Venecia de 2018.

La Bienal de Venecia tiene la misión de exhibir y desarrollar propuestas de la arquitectura del momento y al mismo tiempo ofrecer herramientas para la práctica innovadora. Lo Cual a palabras de las propias arquitectas les resultó extraño ser elegidas para comisariar dicho evento, pues tanto Farrel como NcMarana  se han preocupado más por construir espacios habitables y ciudades humanas que por formar un sello personal, hacer construcciones extravagantes poco prácticas o desplegar una moda. Ellas se catalogan como defensoras de la arquitectura como “servicio a la humanidad”.

Sin embargo, esto no quiere decir que sus obras sean simples, por el contrario, la capacidad de crear maravillosos diseños adaptándose a razones económicas, tradiciones y climas locales, sin dejar de lado la estética. Por ello sus obras han ganado fama internacional. Como el apodado “Machu Picchu moderno” edificio que funciona como sede principal de la universidad de ingeniería y tecnología en Perú. Y que en el 2016 ganó el premio internacional RIBA como el mejor edificio nuevo del mundo.

Por esto no fue sorpresa que se les otorgara el premio Pritzker y se volvieran el primer dúo femenino en ganarlo y cuarta y quinta  vez respectivamente que se premia a una mujer con el “nobel” de arquitectura desde su fundación en 1979.

 «crean espacios que son a la vez respetuosos y nuevos, honrando la historia al tiempo que demuestran un dominio del ambiente urbano y el oficio de la construcción», dijo en un comunicado la Fundación Hyatt, que auspicia el premio

Con una trayectoria de más de 42 años, Farrell y McNamara se han vuelto pioneras en un sector dominado por hombres y este triunfo ha inspirado a futuras mujeres arquitectas.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here