El efecto «Coco» en Oaxaca

0

En estas fechas donde los mexicanos tienen la tradición de festejar a sus fieles difuntos y materializar a la muerte de una cierta forma burlona, cada vez es más conocida a nivel mundial. Y es que desde que salió esta peculiar y muy popular película de «Coco» en 2017 y la del agente «007 Spectre» en 2015 hicieron que la festividad del día de muertos, llegará al mundo. En el caso de de Michoacán y Oaxaca el turismo aumentó en los siguientes años. Pues todos “mueren por vivir” la tradicional fecha al más estilo oaxaqueño.

El “efecto coco” nace del sentimiento de recordar a los seres queridos en esta época que como dice una frase de Isabel Allende «no dejarlos morir si mantenemos vivo su recuerdo» . Esta añoranza mezclada con el sincretismo religioso durante la etapa colonial ha traído como resultado una fecha que se ha convertido incluso en Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad según la UNESCO.

Sin duda alguna esto trae una gran derrama económica para el Estado; las calles se pintaron de ríos de gente, muchas caras pintadas, disfraces, rostros de diferentes catrinas y hasta superhéroes se podían ver a cada paso.

Y es que buen negocio se ha convertido el maquillaje para estas fechas, que en el andador había mesas como quien entra a una estética, cobrando de $150 hasta $300 o más según el nivel de dificultad de la pintura.

La comida que también es algo que caracteriza a Oaxaca, no podía faltar, pues se convertía en una meta o un reto lograr nadar entre los ríos de personas para llegar al Jardín Carvajal por un chocolate y un pan de muerto.  En la feria de «El pan y el chocolate». Y ni hablar de las comparsas; Etla, Jalatlaco, Xochimilco o la que fuera, en todas la fiesta era simplemente única y familiar.

Pues bien todos nuestros eventos, gastronomía, música y el gran ambiente es el resultado de algo que apasiona a los oaxaqueños y a la vez funciona perfectamente para la mercadotecnia, pues Oaxaca se ha sabido promocionar para Guelaguetza y Día de Muertos. Sin embargo cabe mencionar que la Ciudad debido a su popularidad, empieza también a convertirse en un lugar más caro para vivir para los mismos oaxaqueños, pues todo ha subido de precio.

 

Mélany Castellanos

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here