CARGANDO

Escribe para buscar

Local

Feminicidios de madre y dos niñas en Ixtayutla, ejemplo de violencia sistemática contra mujeres indígenas en Oaxaca

Compartir

Rodrigo Islas Brito

“La sociedad oaxaqueña, desde hace unos años, hace frente a un contexto de homicidios, incursiones de grupos armados, localización de fosas clandestinas, desapariciones, entre otros delitos de alto impacto, principalmente en las regiones de la Cuenca, el Istmo y la Costa”, puntualiza el titular de la Defensoría de los Derechos Humanos del Pueblo de Oaxaca (DDHPO) , Bernardo Rodríguez Alamilla, a raíz del triple asesinato de una mujer de 32 años de edad y sus dos hijas, de dos y siete años, asesinadas a balazos en la noche del 25 de enero en la comunidad de El Huamuche, municipio de Santiago Ixtayutla, en la costa de Oaxaca.
El órgano garante descentralizado y su titular han condenado el acto y exigido las autoridades del estado la realización de una verdadera investigación eficiente y expedita, así como la creación de un enfoque de seguridad que atienda de manera integral la problemática de la violencia en momentos en el que los feminicidios en la entidad escalan ya en lo que va de la administración del gobernador Alejandro Murat, las 308 mujeres y niñas que han muerto de manera brutal y violenta.

Estoa pesar de que la Secretaría de Gobernación emitiera el 30 de agosto de 2018, en 40 municipios del estado la declaratoria de alerta por violencia de género. Donde el mecanismo de la alerta supone la realización de un conjunto de acciones gubernamentales de emergencia para enfrentar y erradicar la violencia feminicida que hasta ahora en el estado a casi dos años no han significado cambio alguno.

Según lo ha publicado el activista político y presidente la organización social comuna en sus redes sociales, las mujeres asesinadas son esposa e hijas del comunero Jesús Merino Merino, residente de la población de El Huamuche Ixtayutla. A lo que el exdiputado aseguró que en el ataque también dejó otros seis heridos de gravedad que en estos momentos están siendo atendidos y que se teme por sus vidas.
Conteo que la Fiscalía General del Estado de Oaxaca ha dejado en cinco personas, entre las que reporta a otros dos menores de edad (de dos y tres años) que fueron ingresados al Hospital del Instituto Mexicano del Seguro Social del municipio de Jamiltepec donde reciben atención especializada por lesiones de arma de fuego. Tras lo que la cuestionada dependencia de justicia a cargo de Rubén Vasconcelos Méndez ha prometido que habrá una exhaustiva investigación por homicidios de dos niñas y una mujer,
Sobre esto la DDHPO y su titular Rodríguez Alamilla urgieron a lo que llamaron “la formulación de un nuevo paradigma de seguridad integral en todo el país, con visión democrática, en el cual el fundamento y la razón de la seguridad sean la protección de las personas”, donde el defensor considera que “resulta necesario ya transitar de un enfoque centralizado o tradicional, hacia uno descentralizado o participativo, en el que se pase de una respuesta tradicional basada solamente en la justicia penal, hacia otra en la que se mitiguen las desigualdades sociales, se recupere la confianza de la población en sus instituciones y se fortalezca o reconstruya el tejido social de nuestras comunidades”.

Enfoque que fortalezca los factores de protección y disminuya los factores de riesgo, para que las intervenciones se realicen en grupos de individuos o territorios delimitados por sus condiciones particulares de criminalidad y vulnerabilidad ante la violencia y el delito.

“Se debe considerar a las niñas y mujeres como colectivos sobre los que históricamente han recaído múltiples formas de violencia que se comunican y refuerzan desde el nivel estructural hasta el individual, por lo que se requiere incorporar un enfoque de género en las políticas e instituciones de seguridad y justicia”, recalcó el titular de la DDHPO.
Sobre esto en el artículo académico y de investigación titulado “La violencia hacia las mujeres en Oaxaca. En los caminos de la desigualdad y la pobreza”, a cargo de los investigadores de la Universidad Autónoma Benito Juárez de Oaxaca, (UABJO) María Leticia Briseño y el hoy rector de la propia universidad, Eduardo Bautista, se plantea lo siguiente:
“Los diversos tipos de violencia que predominan en Oaxaca tienen como denominador común la desigualdad social y la pobreza, condiciones estructurales e históricas que colocan en posiciones de mayor desventaja a las mujeres, particularmente a las mujeres indígenas, considerando que esta situación es resultado de procesos sociales de larga duración, en los que la inequidad de género ha sido una constante y no puede separarse de la desigualdad social ni de la pobreza”.
El estudio pondera que con respecto a la violencia en la comunidad surgida en el contexto de los conflictos entre poblaciones, se reporta que las mujeres son quienes más resienten los efectos de los conflictos sociales. Citando como ejemplo el conflicto político que desde hace más de una década se vive en la zona triqui, en la mixteca oaxaqueña, donde se han producido asesinatos, secuestros y emboscadas, y donde las mujeres han sido objeto de violencia sexual, secuestros y despojo de sus pertenencias, además de que se han visto forzadas a migrar hacia la capital del estado u otras entidades del país.
Sobre el triple feminicidio registrado la noche de sábado en Huamuche, que puede subir en número de mujeres muertas pues la Fiscalía no ha reportado oficialmente el sexo de las cinco personas que se encuentran heridas, el activista Flavio Sosa ha publicado que los únicos datos con lo que cuenta hasta ahora es que el ataque fue el día de ayer aproximadamente a las 17:30 horas, con escopetas y que los asesinos se comunicaban en español en un territorio indígena.
Además la organización de Sosa Villavicencio, Comuna, ha dicho que entre los heridos, que ellos sostienen que son seis y que la Fiscalía asegura que son cinco, se encuentra el mencionado Jesús Merino Merino, quien fue atacado junto a su familia después participar en actividades comunitarias de su pueblo.

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

error: ¡El contenido está protegido!