CARGANDO

Escribe para buscar

#EnLaRed General

¡Guarda tu cámara! En estos lugares te prohíben tomar fotografías

Compartir

El infinito universo de Instagram y demás redes sociales tiene unos cuantos enemigos: se trata de los monumentos vetados a las fotografías. La Torre Eiffel, el Museo del Prado o la Capilla Sixtina son algunos de los rincones más turísticos repartidos por el mundo en los que no se pueden hacer fotografías. ¿Los motivos? Por privacidad, Protocolo, seguridad, derechos de autor o evitar aglomeraciones.

Estos son algunos de los destinos que no podrás lucir ante tus seguidores.

La Torre Eiffel (París)

Una de las torres más famosas del mundo no permite el uso de la cámara de fotos cuando cae la noche. El motivo se debe a un problema de copyright, ya que no puede ser inmortalizado el show de luces instalado por el ingeniero y artista francés Pierre Bideu en 1985 y que, desde entonces, encandila a propios y extraños. El espectáculo, que se pone en marcha cada cinco minutos desde el atardecer hasta la 1 de la madrugada, está protegido por derechos de autor.

El Museo del Prado (Madrid)

Uno de los rincones turísticos donde mejor no saques la cámara es en el interior del Museo del Prado. Según sus responsables, la medida se debe a intento de salvaguardar aún más la seguridad del recinto y evitar así aglomeraciones innecesarias en los cuadros con más visitas como Las Meninas de Velázquez, El jardín de las delicias de El Bosco o La carga de los mamelucos de Goya. También argumentan que el uso del flash puede deteriorar las obras.

La Capilla Sixtina (Vaticano)

Saltamos al Vaticano y a la monumental Capilla Sixtina, otro de los espacios de esta lista prohibidos a los amantes de la fotografía. En este caso, no se debe tanto al posible deterioro por la utilización de flashes, sino (una vez más) a un tema de copyright. Hay que remontarse a los años 80, cuando se promovió una campaña para recaudar fondos para su restauración. La cadena japonesa Nippon TV fue generosa con la causa, pero a cambio exigió los derechos en exclusiva de grabaciones y fotografías. Hasta hoy.

El Taj Mahal (Agra, India)

Uno de los mayores monumentos al amor (el de Shah Jahan, heredero del Gran Imperio Mongol, a la princesa Mumtaz Mahal) también es otro de los rincones más turísticos del planeta en cuyo interior las fotografías están prohibidas. Además, los turistas que visiten el mausoleo situado en Agra (India) también deben guardar silencio dentro.

La Abadía de Westminster (Londres)

La iglesia gótica más popular de Londres (y donde se coronan los monarcas británicos desde 1066) no permite que se tomen imágenes de su interior. ¿La razón? Que el visitante disfrute de “la belleza y la historia únicas” de este edificio sin distracciones de ningún tipo en el ambiente “sagrado e íntimo posible”. Al menos, es lo que argumentan en la página web de la propia abadía.

Casinos (Las Vegas)

Por una cuestión de privacidad de los clientes, en el interior de la mayoría de los casinos de Las Vegas, los más famosos y visitados del planeta, está prohibido tomar fotografías o efectuar grabaciones. Tiene su lógica, pero hay más motivos: también se busca evitar potenciales robos.

El Mundo

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Siguiente

error: ¡El contenido está protegido!