CARGANDO

Escribe para buscar

Local

Inicia periodo de canícula; prevén impacto en Oaxaca

Compartir

Este lunes 12 de julio inicia la canícula, un fenómeno meteorológico que se caracteriza por un aumento considerable de las temperaturas y que afecta principalmente a los estados del centro, este y sur de México.

A través de un comunicado, la Secretaría de Salud advirtió que en la entidad este período de sequía ya comenzó, y durará de 35 a 40 días. Por ello, pidió a la población extremar precauciones.

“El 12 de julio inicia la canícula, no pongas en riesgo tu salud por las altas temperaturas. Cuida tu salud de enfermedades como: intoxicación alimentaria, deshidratación, lesiones térmicas, insolación, diarreas y golpes de calor”, escribió la dependencia.

De acuerdo con el Centro Nacional de Prevención de Desastres (Cenapred), los principales estados afectados son Veracruz, Tabasco, Tamaulipas, Nuevo León, San Luis Potosí, Colima, Michoacán, Guerrero, Oaxaca y Chiapas.

Ciudad de México, Zacatecas, Aguascalientes, Coahuila y Querétaro no se ven afectados por esta condición climática.

La canícula, también conocida como “veranillo”, es una especie de sequía; un período de unos 40 días en promedio en el que aumentan las temperaturas y disminuye la probabilidad de lluvias.

“La canícula no es un evento uniforme, es decir, no se presenta en todos los estados del país con la misma duración e intensidad y muchas veces se puede ver suavizado por eventos extremos como el impacto de algún ciclón tropical o la llegada de ondas tropicales”.

Finaliza aproximadamente a mediados de agosto, aunque en ocasiones excepcionales puede extenderse hasta septiembre. Habitualmente, el SMN emite un pronóstico en el que señala qué áreas del país sufrirán en mayor medida los efectos de la canícula.

El inicio de la canícula coincide este año con la llegada del polvo del Sahara a la Península de Yucatán. A partir del miércoles 14 de julio, llegará a la entidad una segunda masa de aire procedente del desierto africano. Esta no constituye un riesgo para la población, pero hará que los días sean brumosos, y que los atardeceres y amaneceres se tiñan de rojo. Además, provocará una disminución de las lluvias y de la humedad.

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

error: ¡El contenido está protegido!