CARGANDO

Escribe para buscar

Agenda CIO General

Modelo Oaxaca: la peor entidad para trabajar y con la mayor desigualdad: IMCO

Compartir

I de II Partes

Álvaro Morales

Oaxaca se mantuvo como el segundo estado menos competitivo del país, luego de que las autoridades locales han fracasado en lograr las condiciones y capacidades para el desarrollo sostenible tanto del capital humano como de la economía y la infraestructura, reportó el Instituto Mexicano para la Competitividad (IMCO).

Al dar a conocer los resultados del Índice de Competitividad Estatal 2022 (ICE), el IMCO precisó que el estado fue reprobado en rubros relacionados con el progreso social, gobierno eficaz, trabajo digno, servicios financieros, telecomunicaciones y transporte, así como en inovación y relaciones Internacionales.

En términos generales, la organización no gubernamental refirió que está entidad fue reprobada en seis de los 10 subíndices que conformaron el estudio, que, aclaró, se basó en estadísticas de 2021.

El ICE “mide la capacidad de las entidades para generar, atraer y retener talento e inversiones. Un estado competitivo es aquel que logra las condiciones y capacidades para el desarrollo sostenible tanto del capital humano como físico, lo que se traduce en mayor productividad y bienestar para sus habitantes”, apuntó el Instituto.

“Nuestro Índice evalúa tanto las capacidades estructurales como coyunturales de las entidades a través de 72 indicadores, categorizados en 10 subíndices que evalúan distintas dimensiones y condiciones que constituyen la base del crecimiento y desarrollo de las 32 entidades”, agregó.

Desarrollo social, reprobado

El primer subíndice que Oaxaca reprobó fue el de Sociedad, que mide la calidad de vida de los habitantes a través de tres áreas: inclusión, educación y salud. En ese parámetro, el estado gobernado por el priísta Alejandro Murat Hinojosa, quien aspira a convertirse en candidato a la Presidencia de México, terminó en penúltimo lugar nacional, con un puntaje inferior al 40 por ciento.

En ese sentido, el IMCO ejemplificó que Oaxaca es el estado donde más se discrimina a las mujeres en el trabajo, con sueldos menores al de los varones por hasta 24 por ciento, además de que es el segundo estado con los peores niveles escolares, con 7.7 grados de estudios en promedio entre su población de más de 25 años.

También agregó, Oaxaca ocupó el penúltimo lugar nacional en rendimiento académico, con únicamente el dos por ciento de sus alumnos con nivel de desempeño en grados 3 y 4 de Matemáticas; fue penúltimo, además, en porcentaje de población ocupada con acceso a servicios de salud (16 por ciento) y en esperanza de vida, con un promedio de 74.3 años por cada ciudadano.

Por si fuera poco, el ICE resaltó que el estado fue el antepenúltimo con el menor porcentaje de médicos especialistas por cada mil habitantes, con un promedio de 0.68 y la tercera entidad con la mayor tasa de migración.

Gobierno eficaz y eficiente, reprobado

Asimismo, en otro subíndice, Oaxaca ocupó los segundos peores resultados del país en el rubro de Gobiernos Eficaces y Eficientes, que mide la forma en que los gobiernos estatales son capaces de influir positivamente en la competitividad de sus respectivos estados.

“Entre las acciones necesarias para cumplir este objetivo se encuentran las políticas públicas orientadas a fomentar el desarrollo económico local. Por tanto, este subíndice incluye indicadores relacionados con la promoción del desarrollo económico y la formalidad de la economía”.

Los indicadores analizados en ese rubro señalaron que Oaxaca es el estado con la mayor tasa de informalidad laboral, con más del 80 por ciento de sus trabajadores en aquella situación; asimismo, ocupó el lugar 31 como el estado con la menor cantidad de recaudación presupuestaria y 31 en el indicador subnacional de mejora regulatoria.

Calidad de empleo, reprobado

El estado también fue penúltimo en el subíndice Mercado de Factores, que mide “la eficiencia del principal factor de producción: el trabajo”.

Y apuntó: “En específico, se consideran características que son esenciales para el adecuado desempeño de trabajadores y empleadores, puesto que esto es determinante para establecer condiciones de crecimiento y desarrollo en cada una de las entidades federativas”.

Oaxaqueños ganan 2 mil pesos menos

En ese sector, Oaxaca se ubicó como la segunda entidad con el peor salario para sus trabajadores de tiempo completo, con un promedio de 6 mil 71 pesos mensuales; esto, a pesar de que el salario promedio nacional es de 8 mil 167 pesos.

Lo anterior significa que por una jornada laboral idéntica, los obreros oaxaqueños perciben 2 mil 200 pesos menos que en los estados menos rezagados.

El IMCO destacó que Oaxaca culminó el estudio en la posición número 32 en materia de desigualdad, con un cociente de 6.0 entre personas que ganan hasta dos salarios mínimos y personas que ganan más de dos salarios mínimos; lo anterior se ve reflejado en que el estado se situó en segundo lugar del país con la mayor cantidad de trabajadores a los que su sueldo no les alcanza para estar por arriba de la línea de bienestar; es decir, adquirir los productos de la canasta no alimentaria y alimentaria.

Además, el estado fue colocado en la posición 31 al contar con la menor población de trabajadores con educación superior culminada, con el 16 por ciento de su fuerza laboral.

“Aquellos estados en los que los trabajadores están más y mejor capacitados, y los salarios son más competitivos, son más atractivos para el talento y la inversión”, subrayó el informe.

“El salario estatal promedio de los trabajadores de tiempo completo fue de 8 mil 167 pesos mensuales; sin embargo, los trabajadores mejor pagados, de Baja California Sur, ganaron 2.7 veces lo que los trabajadores de Chiapas, los peor pagados.

Oaxaca (5.99), Chiapas (5.88) y Tlaxcala (5.83) fueron los tres estados que presentaron la desigualdad salarial más alta, es decir la proporción de los trabajadores que reciben hasta 2 salarios mínimos es mayor que el de las personas que reciben más de 2 salarios mínimos”, continuó.

Además, Oaxaca, en materia de competitividad, también fue reprobado, en los subíndices de Precursores, que engloba elementos relacionados con los sectores financiero, de telecomunicaciones y de transporte; Relaciones Internacionales, que mide el grado con el cual los estados capitalizan su relación con el exterior para elevar su competitividad más allá de las fronteras del país; Inovación, que analiza la capacidad de los estados para competir con éxito en la economía, particularmente en sectores de alto valor agregado, intensivos en conocimiento y tecnología de punta…

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

error: ¡El contenido está protegido!