Mujeres Afrodescendientes al frente por sus derechos

0

Ivonne Mateo

“A pesar de estar documentada la entrada de personas esclavizadas de origen africano en tiempos de la Colonia, a partir de la independencia, los descendientes de aquellos hemos sido sistemáticamente negados como consecuencia de la exaltación del pasado indígena y el mestizaje en la construcción de la identidad nacional.” Beatriz Amaro, mujer afromexicana del Estado de Oaxaca.

Los pueblos y comunidades afrodescendientes en México son una realidad que se ha mantenido olvidada e invisibilizada durante décadas por el poder público y por la misma sociedad.

Siendo Oaxaca, una de las entidades con mayor número de población afrodescendiente, según el documento Perfil sociodemográfico de la población afrodescendiente en México, editado por el Inegi, la CNDH y el Conapred en el 2015, las personas afromexicanas no cuentan con derechos específicos que puedan exigir, por lo cual tienen que recurrir a la analogía con los pueblos indígenas, esto a pesar de haber logrado ser reconocidas constitucionalmente en el estado.

Desde la 62 Legislatura, se mantiene congelada la iniciativa de Ley de los Derechos de los Pueblos Afromexicanos, reiteradamente representantes de las comunidades afrodescendientes, en su mayoría mujeres de la costa de Oaxaca, han manifestado su inconformidad ante la omisión de los diputados en funciones para aprobar leyes concernientes a esta etnia.

“Es necesario construir un verdadero proceso en el que se privilegie la consulta, el diálogo directo con los pueblos y no solo la visión académica, institucional y/o de las organizaciones. Así, consultándonos se podrá lograr un mejor diagnóstico de nuestra realidad que redunde en el reconocimiento pleno, en el ejercicio de nuestros derechos individuales y colectivos. Asimismo, esto permitirá elaborar políticas públicas para abatir los graves rezagos en materia de desarrollo, salud y educación.” Ha declarado, la activista afrodescendiente Beatriz Amaro.

María de Jesús Melgar, diputada integrante de la actual legislatura ha lamentado que las iniciativas se queden estancadas, pues argumenta que tal omisión está fuera de sus responsabilidades, ya que responde, a un gasto extra que haría el gobierno en turno al abarcar más a tal sector.

Las mujeres afromexicanas han lamentado la falta de reconocimiento, la negación de la ciudadanía, de la educación y las actitudes hostiles ante su fisonomía, sin embargo, en colaboración con organizaciones nacionales como el Instituto Simone de Beauvoir, han contribuido a que más mujeres afrodescendientes hagan frente a los retos en cada estado.

“Hemos aprendido a amarnos y nuestro reto es que cada vez un mayor número de mujeres podamos decir “soy orgullosamente negra” o “soy orgullosamente afromexicana”. Pero que este auto reconocimiento se dé con plena conciencia de la historia e identidad.” Señala Amaro.

Los pueblos afrodescendientes en Oaxaca, demandan reconocimiento expreso de los poderes públicos del Estado y de la sociedad en general, siendo la prueba tangible de la presencia africana en México en la época de la Colonia, las autoridades deben saldar la deuda histórica de su negación durante décadas, y lograr así un estado orgullosa y verdaderamente pluricultural.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here