Murat propone a Congreso que obra pública se adjudique directamente a bancas de inversión

0

Rodrigo Islas Brito

El gobierno de Alejandro Murat Hinojosa ha planteado al Congreso de la 64 legislatura de Oaxaca una serie de disposiciones y derogaciones con las que pretende reformar la ley estatal de adquisiciones, enajenaciones, arrendamientos, prestación de servicios y administración de bienes e inmuebles en la entidad, bajo el argumento de que es necesario simplificar los procedimientos de contratación de obra pública que lleva a cabo el gobierno del estado, en momentos en los que después de la adquisición de una deuda millonaria en octubre pasado la administración actual está hoy comprometida a realizar 118 proyectos en obras sociales en el estado.

En una propuesta presentada por el Consejero jurídico del poder ejecutivo, José Octavio Tinajero Zenil, se ha dicho que esta tiene por propósito tanto sintetizar el sistema de contratación pública como el readaptar su marco normativo con el fin de reducir carga administrativa y sus respectivos costos entre los que destaca la eliminación de las figuras de los subcomités de decisión de las dependencias y entidades, en virtud de lo que el ejecutivo del estado considera “un nivel de operación mínimo”.

Cuestión que según lo planteado por el gobierno muratista permitirá “impulsar la realización del mayor número de licitaciones, obteniendo las mejores condiciones”. Sobre lo que la reforma de ley propuesta prevé establecer “el supuesto de cancelación de una licitación” cuando existan circunstancias en la misma que pudieran llevar a un daño o perjuicio a la dependencia gubernamental sobre la cual dicha licitación haya sido autorizada.

La propuesta del gobierno de Oaxaca también contempla que las adjudicaciones directas de obra pública sin proceso de licitación de por medio se den solo cuando el objetivo del contrato sea el servicio de eventos artísticos, o la prestación de servicios de difusión sobre programas y actividades gubernamentales en medios de comunicación, o se trate de lo que la administración de Murat llama “agentes estructuradores o intermediarios financieros”

Cabe señalar que cuando el gobierno de Oaxaca usa el término agente estructurador está utilizando un sinónimo para nombrar a una banca de inversión, es decir compañías que cuentan con experiencia y reconocimiento en el mercado de valores y están en capacidad de prestar su asesoría al preparar prospectos de información y demás documentación requerida a quien se lo solicite. Pues las bancas de inversión son al final entidades que se especializan en obtener dinero u otros recursos financieros para que las empresas privadas o los gobiernos puedan realizar inversiones.

Por su parte un intermediario financiero consiste como su nombre más o menos lo indica , en aquellas empresas cuya tarea consiste en recoger el ahorro de las familias y empresas y prestarlo a otras familias, empresas o a las mismas administraciones públicas

Cabe resaltar que esta propuesta de reforma del gobierno de Alejandro Murat al poder legislativo que le permite hacerse de la adjudicación directa de obra pública y servicios en el estado de Oaxaca a las bancas de inversión, se da después  de que en octubre pasado el Congreso local autorizó al gobernador de Oaxaca contratar deuda por 3 mil 500 millones de pesos y el refinanciamiento de la deuda de largo plazo por 13 mil 500 millones de pesos.

Sobre lo que el gobierno de Murat aseguró entonces que la deuda contraída servirá  para invertir en 118 proyectos en obras sociales, entre ellos: caminos, rehabilitación de inmuebles públicos, proyectos de alumbrado, además de la reubicación de la sede de la 28/a Zona Militar, mientras que la reestructuración de la deuda pública, se aseguró que será utilizada como fuente de pago del financiamiento.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here