“No hay cargos de conciencia, defendemos una soberanía fundamental”, AMLO y el derecho al olvido

0

Rodrigo Islas Brito

“En varias ocasiones el presidente, el consejero jurídico y yo comentamos que el Poder Judicial no requería una reforma estructural. La conformación de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) y del Consejo de la Judicatura Federal (CJF) es adecuada. Tan lo es, que en el último año hemos podido avanzar en reformas muy trascendentes para transformar al Poder Judicial”, dijo el ministro presidente de la SCJN Arturo Zaldívar en la conferencia matutina del presidente de México Andrés Manuel López Obrador.

En la mañanera de este miércoles se presentó un proyecto de ley  redactado por la Suprema Corte de Justicia de la  Nación (SCJN), y avalado por el Ejecutivo Federal, que propone fortalecer facultades del Consejo de la Judicatura Federal para combatir con mayor eficacia la corrupción, el nepotismo, la impunidad y el acoso sexual en el poder judicial, así como avanzar en la paridad de género.

El presidente Andrés Manuel López Obrador firmó, junto con el ministro de la Zaldívar, la iniciativa de reforma al Poder Judicial que se enviará al Congreso.  El presidente de la Corte dijo que esto también se trata de ir por una «nueva apuesta para un nuevo perfil de los defensores públicos que se constituyan en los verdaderos abogados de los pobres».

«Le reitero mi agradecimiento por este apoyo y confianza en la reforma al Poder Judicial, la cual es necesaria para seguir transformando al país por el bien de todos», dijo López Obrador a Zaldívar con la presencia de la secretaria de gobernación, Olga Sánchez Cordero, como testigo,  asegurando que «es muy importante que en todos los casos haya abogados que defiendan al débil de los abusos que comete el fuerte y que haya justicia que no sólo se castigue al que no tiene con qué comprar su inocencia».

Por su parte el titular de la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE), Marcelo Ebrard informó que se han reducido los cruces de migrantes centroamericanos en la frontera entre México y Estados Unidos hasta 74.5 por ciento en ocho meses. Congratulándose de que no se recibió ninguna recomendación de la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) , a cargo de la cuestionada Rosario Piedra Ibarra por el actuar de la Guardia Nacional en cuanto al problema  migratorio.

«Hoy tenemos resultados positivos, no sólo porque se está reduciendo el flujo de personas que es irregular, ese es el objetivo principal, nuestro propósito es que las personas que están en territorio nacional lo estén de acuerdo a las formas previstas en las leyes mexicanas, por ejemplo, el refugio», dijo Ebrard subrayando que el número de mexicanos con visa de trabajo en Estados Unidos es mayor que el de repatriados.

La prensa hizo referencia entonces a la visita del diputado de Morena y crítico con la política migratoria del país,  Porfirio Muñoz Ledo, precisamente a una estación migratoria tras lo que propuso el dar libre paso a migrantes en México. Ebrard respondió que eso no va a pasar, que no está en manos de la secretaría que dirige ni del Ejecutivo federal el hacerlo, por lo que será la Cámara de Diputados la que deberá resolver al final propuesta del legislador. “Él tiene otro criterio, no está en nuestras manos”, resolvió el canciller.

“No tengo ningún problema de conciencia porque hemos sabido defender nuestra soberanía en lo fundamental”, ha dicho luego Obrador sobre la relación en general que el gobierno de México hoy sostiene con el gobierno de los Estados Unidos y su presidente Donald Trump.

Indicó que con la firma de un nuevo Tratado de Libre Comercio con aquel país, el TMEC, México ganó a lo grande, pidiéndole a Ebrard que leyera una parte del texto de este Tratado donde se deja patente la gran defensa que se ha hecho sobre la soberanía energética del país. Luego habló de que él como mandatario tiene principios que no se han sacrificado gracias al apoyo de servidores públicos de primer orden. Ebrard nunca leyó el texto anunciado.

Solo dijo que lo que gobierno mexicano busca es una migración ordenada, no por la fuerza no por traficantes de personas, regular, sobre bases permanentes y no discrecionales, y segura para la gente que migra. “Somos partidarios de la fraternidad universal. Tenemos que seguir aclarando que no somos más de lo mismo”, manifestó por su lado el mandatario mexicano. “Ante los gobiernos de Estados Unidos y México se ponían de acuerdo hasta para introducir armas”, dijo sin especificar nombres ni sucesos.

Una reportera habló entonces de la iniciativa de la ley derecho al olvido, presentada para su análisis y fura aprobación parlamentaria por el senador y líder legislativo de Morena, Ricardo Monreal, que de ser aprobada permitiría la eliminación de contenidos en internet, cualquier tipo de contenido, incluso de las redes sociales.

Así como contenidos periodísticos de investigación, incluso cuando los delitos ya hayan sido juzgados o cuando hayan prescrito. Se le preguntó a Obrador si esto no iba en contra de dar cuenta de esa corrupción del pasado, que es a la larga el mero mole del actual mandatario.

“No la conozco pero no puedo estar de acuerdo. Perdón sí. Olvido no. Quien sabe en qué sentido este, pero si es como lo estas poniendo yo no estoy de acuerdo. Es tarea del Congreso ponerse de acuerdo”, respondió Amlo a la reportera.

“Los datos digitales personalizados que se tendrían que eliminar son aquellos que se encuentran en medios electrónicos, plataformas digitales, buscadores de internet y demás medios digitales, incluyendo texto, comentarios, interacciones, ubicaciones, contenido multimedia, antecedentes penales cuando la condena haya sido cumplida o el delito hubiere prescrito y demás información”, cito la periodista textualmente de la propuesta de Monreal. “No creo yo que haga falta eso”, fue la respuesta que le dio el mandatario.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here