CARGANDO

Escribe para buscar

Agenda CIO Local

Oaxaca, en un rebrote de COVID-19 que impactará en sectores jóvenes

Compartir

I de II Partes

Álvaro Morales

Oaxaca vive un rebrote de casos de Covid 19 vinculado con lo que otros sectores llaman la tercera ola de contagios, un periodo que se prolongará varios meses con un alza en el número de enfermos y que, además, en tres o cuatro semanas podría provocar el regreso de la entidad al semáforo epidemiológico amarillo o naranja, consideró el infectólogo oaxaqueño Yuri Alfonso Roldán Aragón.

El especialista del Hospital General “Aurelio Valdivieso” y docente de la Facultad de Medicina y Cirugía de la Universidad Autónoma Benito Juárez de Oaxaca (UABJO), vaticinó, sin embargo, que este rebrote será menos grave que los primeros dos ocurridos en la entidad, cuando varios de los principales hospitales se saturaron y la cifra de muertos diaria se llegó a contar por decenas.

Lo anterior, agregó, debido a que los sectores poblaciones más vulnerables, el de los adultos mayores, se encuentran vacunados casi en su totalidad, por lo que los nuevos contagios se centran actualmente entre los jóvenes y adultos jóvenes, grupos, que, en términos generales, requieren en menor medida de los servicios de urgencia.

“La población de mayor riesgo, los adultos mayores, está protegida. De alguna manera, esa vacuna ha venido a impactar, a disminuir el número de casos y defunciones”, indicó en entrevista con Agenda CIO el también médico internista e investigador.

Brote, por relajación de medidas sanitarias

“Lo que se está viendo en la actualidad, se debe a la relajación en las medidas de prevención contra el Covid 19; ha habido un incremento en el número de casos, pero entre población joven o relativamente joven que no ha recibido todavía las vacunas.

“Sin embargo, en esta edad de 40 a 50 años o de 30 a 40 años todavía hay ciertos individuos que pueden ser susceptibles a tener enfermedad grave y requerir hospitalización”, apuntó el catedrático, con una carrera en la enseñanza de casi dos décadas.

La tendencia que actualmente se registra en Oaxaca, explicó, es que los ciudadanos que mayormente necesitan hospitalización son adultos mayores que no recibieron la vacuna o que se vacunaron recientemente y todavía no han generado la inmunidad necesaria, así como personas de edad media, que han desarrollado enfermedad grave.

Ante ello, Roldán Aragón sostuvo que la responsabilidad social determinará tanto la duración del rebrote como la intensidad de éste, pues si se retoman las medidas sanitarias de distanciamiento social y aislamiento en los casos pertinentes, la tercera ola causará aún menos afectaciones que las previstas actualmente.

 

Casos se incrementan 75 por ciento

En su entrega de este lunes, Agenda CIO informó que después de una baja de contagios que se prolongó por dos meses, a partir de la segunda quincena de junio, 10 días después de la jornada electoral del seis de junio, el número de pacientes reportados a diario en Oaxaca comenzó a incrementar paulatinamente hasta que el viernes 28 la cifra de contagios en un día llegó a 111, el punto más alto desde el 30 de abril de 2021, cuando se contabilizaron 113 enfermos.

En su documentación oficial, los Servicios de Salud de Oaxaca (SSO) admiten un incremento de más del 75 por ciento en el porcentaje diario de contagios registrado entre las semanas del 24 al 30 de mayo y del 20 al 27 de junio.

En el mismo periodo, las estadísticas locales evidencian un incremento de 130 por ciento en el número de muertes, al pasar de cinco cada 24 horas del 24 al 30 de mayo, con 35 muertes registradas en siete días, a 12.85 muertes cada 24 horas del 20 al 27 de junio, con 90 decesos registrados en siete días.

Del lunes 21 de junio al domingo 27 de junio, en su segundo mes consecutivo en semáforo epidemiológico en color verde, Oaxaca reportó 493 nuevos casos de Covid 19: 79 casos fueron anunciados el lunes 21; 56, el martes; 61, el miércoles; 63, el jueves; 111, el viernes; 99, el sábado y 24 el domingo

La semana anterior, del 14 al 20 de junio, el número de casos fue de 326 en siete días; es decir, 46.5 nuevos pacientes cada 24 horas y un aumento de 39 por ciento entre la semana del 21 al 27 de junio y del 14 al 20 de junio.

El tiempo de incubación del virus SARS CoV 2 en una persona, según fuentes médicas, varia de entre uno a 14 días, por lo que los pacientes que contrajeron el virus durante las elecciones del seis de junio pudieron desarrollar síntomas hasta el día 20.

 

Del 31 de mayo al seis de junio, durante la semana previa a la jornada electoral, el número de contagios fue de 39.7 dos casos diarios o 278 en siete días, 77 por ciento menos enfermos que durante la tercera semana de junio y 15 por ciento menos que durante la semana del 14 al 20 de junio.

Y del 24 al 30 de mayo, dos semanas previas a los comicios, la tendencia fue la siguiente: 64 contagios, el día 24; 52 pacientes nuevos el 25 de mayo; 34, el día 26; 41, el 27; 57 contagios el día 28; 37, el 29 de mayo, y cuatro, el 30. Un total de 281 nuevos contagios durante aquellos siete días.

A pesar de ello, Roldán reiteró que el brote actual de Covid 19 causará menos afectaciones que los dos registrados anteriormente; el último, durante el primer trimestre del año, después de los festejos de Navidad y Año Nuevo.

“Pienso que no, no vamos a regresar a esos escenarios donde sí tuvimos muchas muertes; aquellos que se enferman y tienen más riesgo de morir son los adultos mayores que ya cuentan con la vacuna, pero los jóvenes se están infectando más, es lo que de repente estamos viendo, adultos en edad media, y no va a faltar alguien de esa edad que sea susceptible de enfermedad grave, que requieren hospitalización e inclusive pueden morir”, mencionó. 

“Lo esperado es que va a haber más muertes en estas poblaciones, pero, afortunadamente, serán menos de los que estábamos viendo en periodos anteriores”, subrayó.

Tercera ola

–¿En el caso de Oaxaca, podríamos estar hablando que estamos comenzado la tercera ola?

Pues sí hay una tercera ola, digamos un incremento de los casos, pero afortunadamente no son casos tan graves por lo mismo, por lo que está afectando más a la población joven; entonces, sí va a haber un incremento de casos, sí va a haber un incremento en el número de muertes, pero es población menos vulnerable.

 

 

Aunque las previsualizaciones hechas hasta el momento no ponen ni al estado ni al país en este momento ante un escenario trágico, el infectólogo reconoció que México no está aprovechando “las lecciones” dejadas por la pandemia en otras naciones, donde los rebrotes han disparado el número de muertes y contagios, a pesar de que muchas de ellas se tratan de países con un avance sustancial en sus esquemas de vacunación.

Proporcionar atención a los patrones erróneos cometidos por las autoridades y sociedades de aquellas zonas, aseguró, brindaría a México mayor margen de maniobra y la posibilidad de ofrecer más respuestas exitosas a las problemáticas que se avecinan.

“Desde que empezamos esta pandemia no hemos aprendido, no hemos asimilado cuál es la experiencia de los países que nos están antecediendo; en el caso de China, toda esa epidemia que se vino desplazando desde Asia, Europa, América y creo que han sido libros en cuanto a enseñanzas.

“Esto debe enseñarnos y debemos aprender que podemos caer en una tercera ola y que debemos seguir con las medidas y no relajarnos.

Otra experiencia que debe ser considerada por México, consideró, es el fenómeno registrado en países como Brasil o India, cuya población joven ha sufrido infecciones graves.

“Sabemos (que) tiene que ver con las variantes que están surgiendo, que son virus que adquieren mutaciones, que les dan resistencia a las vacunas; mientras esto se mantenga en el mundo, mientras haya epidemia activa, brotes activos de virus, que les puede dar esa capacidad de mutación y que se vuelvan resistentes a la vacuna o demás terapias que se están utilizando, sigue siendo un peligro latente y debido a eso, precisamente, estamos pendientes de que repunte (el número de casos)”.

El médico internista resaltó la determinación de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) que “de plano ha pospuesto la apertura de las clases, debido a que todavía hay actividad de la enfermedad y así va a seguir, así vamos a seguir”.

–¿Se puede decir que en Oaxaca está comenzando la tercera ola, que estamos adentro de la tercera ola o qué hay que esperar para decidir si sí o si no estamos?

Lo que se ha comentado es que van a haber brotes de la enfermedad. Así como una tercera ola, como las que vivimos, donde se nos saturaron los hospitales y hubo alta mortalidad, yo pienso que no vamos a ver eso, al menos que haya algo novedoso, de alguna variante nueva, pero sí estamos teniendo brotes, un incremento en el número de casos.

–¿Estos casos se van a ir incrementando, entonces?

Va a haber más casos en Oaxaca, lo están viviendo otros estados de la república y seguramente vamos a volver a caer en un semáforo amarillo o naranja, pero no necesariamente esto implica mucho más hospitalización, mucha más muerte.

–¿Cuánto tiempo cree que pasará para que el semáforo cambie en Oaxaca?

Tal vez en unas tres o cuatro semanas podría darse este cambio. Dependerá mucho de las medidas que se tomen, que la población entienda que esto no se ha terminado y que la gente se cuide, que se cuide.

Variante Delta podría ya estar en Oaxaca o en vías de llegar

–¿La variante Delta qué tan problemática la ve para Oaxaca?

Como sabes, ya está en el país. Desafortunadamente a veces no tenemos una vigilancia en este sentido, pero es muy probable que ya la tengamos, la inglesa, la Delta. Tenemos mucho turismo, está llegando mucho turismo a la ciudad, a las costas y muy probablemente va a llegar y esto también va a hacer la diferencia.

>Tal vez por eso exactamente estamos contemplado que en un mes pudiera incrementarse, es una cepa más contagiosa y más virulenta asociada a enfermedad más grave y eso es lo que puede suceder si bajamos la guardia.

De acuerdo con el investigador, será hasta el mes de octubre cuando la población pueda volver a retomar sus actividades cotidianas, con menor riesgo de enfermarse y morir, siempre y cuando el gobierno mexicano cumpla con su meta de vacunar a toda la población mayor de 18 años en aquel periodo.

“Unas de las metas del gobierno federal es que todas las personas deban vacunarse y ya se ha fijado que se vacunen todos los adultos, mayores de 18 años, en octubre. Eso nos va a permitir tener más libertad para reanudar nuestras actividades; sin embargo, la experiencia que tienen otros países cuando ya tienen altas tasas de vacunación es que siguen habiendo casos y esa va a ser la constante”.

–¿La vacuna puede contener la cepa Delta?

Sí, en general, las vacunas son seguras independientemente de cuál sea, son vacunas seguras y previenen en general la enfermedad grave, la hospitalización y la muerte, pero ese es el problema que no todos se han vacunado.

>Hay personas que por sus características genéticas, físicas, tienen más riesgo de enfermar. Vemos casos de personas que se han vacunado y que mueren y esto también es algo que puede seguir sucediendo.

–¿Por qué estará muriendo la gente vacunada?…

 

 

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

error: ¡El contenido está protegido!