CARGANDO

Escribe para buscar

Destacado

En Oaxaca, niños de la calle, olvidados y vulnerados en sus derechos

Compartir

Redacción CIO/Información de Ivonne Mateo

Sin atención y con sus derechos vulnerados, los niños en situación de calle en Oaxaca viven una cruda realidad que se traduce en explotación infantil, desamparo y olvido por parte de las dependencias gubernamentales, que no cuentan con acciones concretas que permitan atender a estos infantes.

Actualmente se carece de estadisticas oficiales sobre los niños que viven en esta situación, lo que no permite tener un diagnóstico adecuado para visualizar estrategias para poner en marcha programas sociales en los distintos niveles de gobierno y atender de manera eficaz esta realidad.

Asociaciones civiles como el Centro de Apoyo a Niños de la Calle (CANICA), el Albergue Infantil “Josefino”, el Foro Oaxaqueño de la Niñez y la Alianza Biocultural por México, se encargan de tender la mano a los infantes en situación de calle. Alguas de éstas han señalado que en Oaxaca no se considera el interés superior del menor, ya que institucionalmente no existe una estrategia para atender esta probelamática.

El último censo que se tiene registrado en la materia se realizó en el año 2013, por lo que no existan cifras oficiales de parte de alguna institución sobre los menores sin hogar o que sufren explotación infantil. 

Carlos Jiménez, director de CANICA A. C., ha indicado que una gran cantidad de niños en situación de calle en Oaxaca atraviesan por una condición irregular migratoria, pues provienen de comunidades indígenas de estados como Chiapas y Veracruz, siendo en los periodos vacacionales cuando se incrementa la afluencia de niños migrantes.

Las labores de estadística, que coadyuvan para conocer el panorama real de la cantidad de infantes que viven en las calles, deben ser un trabajo conjunto del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), y del Sistema para el Desarrollo Integral de la Familia (DIF).

Antonio Ramírez, director de Alianza Biocultural por México A. C., informó que aproximadamente 1 mil 500 niños se encuentran laborando como franeleros, limpiaparabrisas o vendiendo chicles en los cruceros durante las temporadas vacacionales, incluso en el andador turístico del Centro Histórico de la ciudad capital, se colocan niños ofreciendo dibujos a los turistas que transitan por la ciudad.

El titular de CANICA, A. C. refirió que de acuerdo con el diagnóstico sobre Explotación Sexual Comercial de Niñas, Niños y Adolescentes, realizado por su organización; en Oaxaca hay más de 212 menores de edad que son prostituidos en la Central de Abasto, la zona del centro y los municipios conurbados, con ello, indicó, se vulneran derechos principales que interrumpen el desarrollo integral de la niñez y adolescencia oaxaqueña.

En su informe de los primeros 100 días de labores, la presidenta del DIF Estatal, Ivette Morán de Murat, anunció que implementaría una estrategia para prevenir que los niños vivan o estén en situación de calle, y sin más detalles, refrendó su compromiso con los derechos de la niñez oaxaqueña, sin embargo hasta la fecha no se tiene conocimiento de mecanismos efectivos enfocados hacia tal sector.

Entre los programas y servicios del DIF, encontramos el denominado “Atención al Desarrollo Familiar”, que a su vez otorga estancia infantil para niños, niñas y adolescentes en riesgo de situación de calle, sin embargo, los requisitos para acceder a este servicio complican el acceso de los infantes de la calle, pues se solicita que el menor se encuentre estudiando y tenga un positivo desempeño académico, además de que la solicitud debe presentarse por los padres, comprobando que se encuentran laborando y se concluye el proceso con un estudio socioeconómico por parte de la institución gubernamental.

Lamentablemente, la indiferencia social también forma parte del abandono de la niñez, pues se hace común ver a menores trabajando y viviendo en las calles, cooperando a los ingresos de la explotación infantil y evadiendo o negando esta crisis social.

Se requieren acciones efectivas para enfrentar la problematica de los niños en situación de calle, que están expuestos a un sinfín de peligros y que el día de mañana serán ciudadanos activos, que con buena formación abonarán al desarrollo del estado. Todo dependerá de la voluntad del gobierno y la sociedad para encauzar a estos niños, pues un mal seguimiento puede hacer crecer las estadisticas de delincuencia, drogadicción, algo que hoy se puede evitar.

Etiquetas:

También podría gustarte

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

error: ¡El contenido está protegido!