CARGANDO

Escribe para buscar

Bersahin López General Opinión

OPINIÓN | Hacia una representación social eficaz

Compartir

Bersahín López | Coincidencias

Por muy difíciles que han sido los tiempos, por muy distintas que han sido las épocas, siempre ha existido una forma de representación social que ha llevado el pensar de las y los ciudadanos a escenarios en donde la toma de decisiones, puede mejorar, empeorar o cambiar totalmente la dinámica social de toda una nación.

Con todos los ejemplos que la historia nos ha dado, hoy tenemos una nueva oportunidad para lograr representaciones sociales eficaces y exitosas. Grandes han sido las enseñanzas que hemos tenido en los años anteriores, cuando las decisiones que hemos tomado en lo colectivo no se han reflejado con representantes populares y autoridades que realmente trabajen y respondan al interés comunitario.

En esta ocasión, una ciudadanía más consciente y despierta, tiene una nueva oportunidad de elegir y de equivocarse lo menos posible. Lo tenemos que hacer así, porque nuestro futuro y el de muchas generaciones está en juego.

Ya hemos logrado en lo colectivo alternancias políticas, nuevos diseños de administración pública, representaciones políticas que incluyen a las minorías, pero hoy tenemos la imperiosa necesidad de construir una unidad social, aún en la múltiple diversidad que existe en nuestro país. Esta unidad debe tener por objetivo único el bienestar colectivo, necesitamos una propuesta social incluyente, que contemple lo politico, economico y comunitario, llevándonos a escenarios que dignifiquen la representación popular.

Esta unidad que tenemos que construir debe centrarse en el futuro de la nación. La etapa electoral dura tres meses, las consecuencias de esos noventa días, quizás lo suframos o los gocemos toda la vida.

Vivimos en un sistema democrático que para algunos se encuentra amenazado y para otros necesita una transformación radical, lo cierto es que necesitamos más debate y propuesta en torno a los problemas neurálgicos del país.

 

Si hay que cambiar que sea con rumbo, legitimidad e inteligencia, si hay que fortalecer lo que ya se encuentra, hagámoslo con sensibilidad, pluralidad y una enorme convicción de hacer lo mejor por el país.

La ciudadanía que todos los días trabaja por el bienestar de su familia, que no esta inmersa en politica, espera acciones reales que fortalezcan su seguridad, que impulsen su economía, que perfilen mejores condiciones para sus hijos en el futuro. Ellas y ellos requieren una representación social que tenga altura de miras, que se inspire de sueños reales y trabaje todos los días con argumentos y dedicación para construir la familia, la colonia, el estado, el país y el mundo en el que se pueda vivir de manera feliz.

Ante los grandes retos a los que nos enfrentamos todos los días, se encuentra también la difícil tarea de elegir a quienes nos representen y ahora con la responsabilidad de hacerlo bien. Nos hemos equivocado muchas veces, esa costumbre a la equivocación debe cambiar en esta ocasión, es momento de participar, de informarnos, de elegir para tener el derecho de acompañar, de reclamar, de revocar cuando las cosas no se hagan o sostener si se realizan de la mejor manera.

La representación por la que debemos de trabajar como sociedad, es una representación sensible, incorruptible, que siempre regrese al lugar donde pidió el apoyo y donde encontró el respaldo.

Esa forma de representación está muy alejada de la banalidad, de los intereses de partido o de los requerimientos cupulares, esa forma de representación se encuentra en el seno de la comunidad, debemos de impulsarla, para que las representaciones en México sean realmente sociales y dejen de ser relativas.

Esto se puede lograr con una gran participación ciudadana, no debemos confiar ciegamente en nadie, pero debemos abrir los ojos y prestar oídos a las nuevas generaciones, a quienes piden una oportunidad, porque si nos vamos a equivocar, es mejor hacerlo con distintos, porque si ahora vamos a confiar es necesario hacerlo con diferentes, sólo así educaremos a una nueva generación a servir cumpliendo, honrar la palabra, será el nuevo derrotero de quienes aspiran a representar y encuentren apoyo para hacerlo.

Tenemos una nueva oportunidad, centremos nuestro objetivo como sociedad. Podemos alcanzar el beneficio comunitario y la tranquilidad colectiva cuando exista una generación de ciudadanos que nos represente como debe ser, asi se construirán los equilibrios y cada quien en su lugar, a la hora correcta y en el momento preciso, harán lo necesario para lograr el bienestar colectivo con felicidad duradera, que en estas horas difíciles, el pais necesita.

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

error: ¡El contenido está protegido!