Propuesta de imponer constitucionalmente doblaje al español va contra la exhibición de cine de calidad

0

Rodrigo Islas Brito

Todas las películas extranjeras que se estrenen en México serán dobladas al español e incluso en lenguas indígenas, según lo propuesto por la iniciativa de ley del senador de Morena, Martí Batres presentada ante el senado el pasado 29 de enero con la presencia y coautoría de representantes varios de la Asociación Nacional de Actores entre los que se encontraba su presidente, el actor Jesús Ochoa, quien dio fe que la iniciativa recoge planteamientos de integrantes de la ANDA incluidos los actores del gremio del doblaje para reformar los artículos 8, 10, 23, y 42 fracción V de la Ley Federal de Cinematografía.

Sobre la viabilidad de que todo el cine extranjero que se exhibe en México y que comprende un 95 por ciento de exhibición de pantalla sea doblado al llamado español latino que se practica en México, se ha señalado desde que está política resuena a los códigos de exhibición del totalitario franquismo español, hasta que se trata de una propuesta poco práctica que reduciría el acceso del público mexicano a un cine crítico y multidimensional.   

Por lo pronto la compañía productora, distribuidora y agencia de ventas de cine independiente que maneja títulos en México y Centro América. Cine Caníbal ha opinado en Twitter sobre la propuesta de un doblaje total, recordando ante todo que el costo más económico de doblar al español una película en México va de los 200 a los 300 mil pesos, dependiendo de la duración del filme.

“El cine que nosotros traemos a México como Guerra fría, Climax, El Faro, Sin Amor, Voraz, etcétera. tiene lanzamiento en menos de 100 cines de todo el país. Los estrenos promedio de este tipo de películas acumulan entre 5,000 y los 50,000 asistentes, por lo que no sería rentable para ningún distribuidor independiente realizar dichos lanzamientos, limitando la oferta en cartelera”, manifiesta en su mensaje por partes Geminiano Pineda, productor y director mexicano, fundador y director general de cine CANÍBAL.

Pineda recuerda que la mayoría de las películas masivas o de estudio, ya se exhiben en versiones dobladas y subtituladas. “Dados los costos de hacer cada versión de la película y que son estrenos limitados, esta iniciativa nos obligaría a limitar los estrenos y distribuir menos cine alternativo a México, dejando la mayoría de la oferta cinematográfica en manos del cine comercial o masivo», expone el distribuidor como futuro próximo en caso de que la iniciativa de Batres y la ANDA se vuelva ley.

Respecto a la mencionada propuesta las propuestas adiciones al artículo octavo son que “las películas cuyo idioma original sea distinto al español deberán contar con una versión doblada que permanezca en igual número de salas, en cada complejo, y durante el mismo tiempo que la versión en idioma original, respetando los porcentajes del tiempo total de exhibición estipulados en el artículo 19 de esta ley”, además de que “al menos en un horario diario por sala deberá ofrecerse una versión doblada a la lengua indígena predominante en la región”.

Sobre esto han sido muchas las voces a favor del doblaje indígena, pero en cuanto al doblaje al español la cosa luce diferente pues sus preceptos van contra la iniciativa que la Academia Mexicana de Artes y Ciencias Cinematográficas (AMACC) , quien abiertamente se pronunció para que se respetara la ley vigente que dicta que “las películas serán exhibidas al público en su versión original y, en su caso, subtituladas en español, en los términos que establezca el reglamento. Las clasificadas para público infantil y los documentales educativos podrán exhibirse doblados al español”.

Según información del diario El Financiero la AMACC señaló en las mesas con el diputado Sergio Mayer , titular de la comisión de cultural en el Congreso que “el público tiene el derecho de recibir la obra en la forma que fue originalmente concebida (derecho que es violado al modificarse el guion y cambiarse la voz), y al autorizarse el doblaje se coloca el interés privado (eminentemente de lucro) por encima del interés público”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here