CARGANDO

Escribe para buscar

#EnLaRed CIOInforma Local

Retiran a indígenas Triquis después de 12 años de instalarse en el Palacio de Gobierno de Oaxaca

Compartir

Las autoridades ejecutaron la madrugada de este viernes el desalojo de indígenas Triquis de San Juan Copala, Juxtlahuaca, del Palacio de Gobierno, en la capital de Oaxaca, quienes llegaron a instalarse a ese punto desde hace más de 12 años.

El operativo fue coordinado por el Gobierno del Estado, que representa el morenista, Salomón Jara Cruz, y el ayuntamiento de Oaxaca de Juárez encabezado por el también morenista, Francisco Martínez Neri.

Durante el desalojo, los afectados reclamaron que el nuevo gobernador, Salomón Jara, debió haberlos visitado y dialogar con ellos antes de realizar este acto que calificaron como “abuso”.

Por su parte, el Gobierno del Estado informó a través de un comunicado que “De manera conjunta, el Ayuntamiento de Oaxaca de Juárez y el Gobierno del Estado de Oaxaca, realizaron este viernes acciones de verificación del comercio informal en la vía pública, con la finalidad de recuperar después de 12 años el Zócalo Capitalino y los Portales del Palacio de Gobierno, y con ello garantizar el derecho al libre tránsito de todas la personas”

“Esta acción se llevó a cabo después de haber agotado las instancias de diálogo, en las que se invitó al comercio irregular a retirarse de este espacio público, ofreciéndoles alternativas de reubicación para la comercialización de sus productos, además de atender y canalizar de manera efectiva las exigencias que originaron su llegada a este espacio y su permanencia.

“Es importante resaltar que los cuerpos de seguridad pública que intervinieron no portaba ningún tipo de armas, de lo cual se dio fe pública.

“En la estrategia de recuperación intervinieron los tres niveles de gobierno, municipal, estatal y federal en coordinación de los órganos autónomos como lo son la Fiscalía General del Estado, la Defensoría de los Derechos Humanos del Pueblo de Oaxaca y el Sistema Estatal DIF, destacando que en todo momento se privilegió el diálogo, se garantizó el respeto de los derechos humanos y salvaguardó la integridad de las personas que ocupaban el espacio público, cumpliéndose los protocolos para la protección en especial de la niñez, mujeres y adultos mayores.

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

error: ¡El contenido está protegido!