CARGANDO

Escribe para buscar

Agenda CIO Local

Servicios de Salud, “meca de la corrupción”, acusa ONG en Oaxaca

Compartir

Álvaro Morales

Durante los últimos sexenios, los Servicios de Salud de Oaxaca (SSO) se han convertido en “la meca de la corrupción”, en un “fideicomiso personal” de sus mandos superiores a través de los cuales “amasan fortunas”, mientras hospitales, centros de salud y demás infraestructura quedan a la deriva, condenó el colectivo Oaxaqueños contra la corrupción.

En el transcurso de los últimos meses, Oaxaqueños contra la corrupción, que se define como “un grupo de ciudadanos que lucha contra los actos de corrupción del gobierno local y federal”, ha divulgado en sus plataformas digitales presuntos actos de desvíos de recursos maquinados por los principales funcionarios que permanecen o permanecieron al frente de los SSO durante la actual administración, que encabeza Alejandro Murat Hinojosa.

Contratación de empresas fantasmas o bajo acusaciones de actos de corrupción, tráfico de influencias y la emisión de pagos con sobreprecios, son algunas de las inconsistencias señaladas por la agrupación y cuyos principales protagonistas han sido, según sus fuentes, el hoy titular de los SSO, Juan Carlos Márquez Heine; el ex subsecretario de Finanzas, Luis Martín de Jesús Mathus Alonso, y el ex director de área Administrativa, David Concha Suárez.

Los actos irregulares dados a conocer por la organización, se suman a los denunciados de manera reiterada por una corriente de la Sección 35 del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Secretaría de Salud (SNTSA), en torno a la existencia de nóminas secretas al interior de la dependencia, por medio de las cuales se desvía hasta el 30 por ciento de los recursos etiquetados para el pago del personal de la dependencia, monto que es repartido entre ex secretarios, ex subsecretarios, funcionarios, amigos y otro tipo de allegados del aparato gubernamental.

Polémicas, una a una

El 28 de junio de 2021, Oaxaqueños contra la corrupción acusó al ex subsecretario de Administración y Finanzas de los SSO, Luis Martín de Jesús Mathus Alonso, de haber favorecido con contratos por 16 millones 532 mil 296 pesos a una red de empresas, sobre las que recaen señalamientos de ser organizaciones fachada o factureras.

Martín de Jesús Mathus Alonso rindió protesta como subsecretario de Administración y Finanzas de los SSO el 23 de marzo de 2019, durante la gestión de Donato Casas Escamilla, y se mantuvo en el cargo hasta el primer trimestre de 2021, luego de la salida de su superior.

En ese sentido, Oaxaqueños contra la corrupción indicó que nueve meses después de su arribo a la dependencia, el hoy ex funcionario entregó 33 contratos para labores de mantenimiento en centros de salud a empresas catalogadas por el SAT como factureras o bajo investigación por presuntamente incurrir en aquellas prácticas.

Donato Casas, ex secretario de Salud.

Las firmas beneficiadas a través de adjudicaciones directas –sin competencia de por medio– fueron Edificaciones Hala Ken S.A DE C.V; Cubso Construcciones S.A DE C.V; Edificaciones Mantenimiento y Transportes para la Construcción Ecoproject S.A DE C.V; Sistema Integral de Construcciones y Servicios Relacionados Nobel Astana S.A DE C.V y Obra Civil y Eléctrica Macedonia S.A DE C.V, precisó.

En primera instancia, señaló que en noviembre de 2019, Edificaciones Hala Ken S.A de C.V obtuvo dos contratos por un monto total de 800 mil pesos: el primero (SSO-DIMSG-AD-PPU013-28/2019) para la “rehabilitación del Centro de Salud en la localidad del Sitio” y el segundo (SSO-DIMSG-AD-PPU013-30/2019) para la “rehabilitación del Centro de Salud en la localidad de Soledad Piedra Larga”. Cada trabajo fue cotizado en 400 mil pesos.

Además, resaltó que otra de las empresas beneficiadas, Cubso Construcciones S.A DE C.V, que se encuentra bajo investigación por el Servicio de Administración Tributaria (SAT) por indicios de que se trata de una empresa fachada o fantasma, ejecutó entre noviembre y diciembre de 2019 un total de 11 contratos por un monto de más de 5 millones de pesos.

Los convenios signados entre la entidad comercial y el gobierno de Oaxaca quedaron formalizados en los contratos SSO-DIMSG-AD-PPU013-17/2019 para la “rehabilitación del Centro de Salud en la localidad de San Felipe Tilpam” y SSO-DIMSG-AD-PPU013-19/2019 para la “rehabilitación del Centro de Salud en la localidad de Arollo Chical”, cada uno de ellos valuado en 400 mil pesos.

El tercer contrato, también por 400 mil pesos, fue el SSO-DIMSG-AD-PPU013-39/2019 por concepto de “rehabilitación del Centro de Salud en la localidad de Santa Ines del Monte” y el cuarto contrato (SSO-DIMSG-AD-FASSA-16/2019) fue tasado en 631 mil 10 pesos con el fin de llevar a cabo la “rehabilitación del Centro de Salud en la localidad de Santa María Mixistlán”.

Además de lo anterior, a pesar de que contar con observaciones por parte del SAT, los SSO durante la administración de Mathus Alonso entregaron siete contratos más a la misma empresa, cada uno, por un monto de 400 mil pesos.

Los contratos fueron los siguientes, de acuerdo con el reporte publicado: SSO-DIMSG-AD-PPU013-104/2019 por la “rehabilitación del Centro de Salud en la localidad de Rio Anona”; SSO-DIMSG-AD-PPU013-105/2019 por la “rehabilitación del Centro de Salud en la localidad de la Soledad Cofradia” y SSO-DIMSG-AD-PPU013-106/2019 por la “rehabilitación del Centro de Salud en la localidad de San Juan Guivini”.

Asimismo, el SSO-DIMSG-AD-PPU013-107/2019 por la “rehabilitación del Centro de Salud en la localidad de San José de la Unión”; el SSO-DIMSG-AD-PPU013-108/2019 por la “rehabilitación del Centro de Salud en la localidad de San Sebastian Yutanino”; el SSO-DIMSG-AD-PPU013-109/2019 por la “rehabilitación del Centro de Salud en la localidad de Santa Catarina Xanaguia” y el SSO-DIMSG-AD-PPU013-110/2019 po4 la “rehabilitación del Centro de Salud en la localidad de Santa Fe y la Mar”.

Conforme al padrón de contratistas de la Secretaria de Infraestructuras y el Ordenamiento Territorial Sustentable, dicha empresa tuvo su domicilio en el año 2019 en la dirección calle Paynani, número 211, altos; sin embargo, en el lugar se encuentra una óptica. Asimismo, Oaxaqueños contra la corrupción resaltó que el administrador de Cubso Construcciones S.A DE C.V es un maestro de música, identificado como Leopoldo Santana Morales.

Márquez Heine, también en la mira

El colectivo también acusó al actual Secretario de Salud del estado y director de los Servicios de Salud de Oaxaca (SSO), Juan Carlos Márquez Heine, de haber incurrido en múltiples irregularidades durante su estancia como director del Régimen Estatal de Protección Social en Salud (REPSS), nombre oficial del desaparecido Seguro Popular.

En diciembre de 2018, indicó la plataforma, el hoy funcionario estatal pagó un millón 200 mil pesos por un “Curso Taller Liderazgo y Motivación” el cual fue dirigido al director general, directores de área, subdirectores, enlaces, supervisores y coordinadores del Seguro Popular (REPSS-CASS-049-2018).

La organización indicó que el costo de aquel servicio fue de 48 mil pesos por hora (25 horas) y que éste fue adquirido a través de una empresa de reciente creación –en aquel entonces– y sobre la que recaen hasta la fecha múltiples acusaciones de corrupción, debido a que fue fundada por el socio de un funcionario en activo del gobierno del estado que ha resultado favorecido con contratos millonarios al promover la creación de empresas y, luego, ganar múltiples contratos con autoridades municipales, estatales y federales, en una violación a la Ley General de Responsabilidades Administrativas de Oaxaca.

Juan Carlos Márquez Heine, actual titular de los Servicios de Salud de Oaxaca.

Oaxaqueños contra la corrupción indicó que la empresa contratada por el REPSS para llevar a cabo aquel ciclo de conferencias millonario aparece con la razón social Servicios Contables y Administrativos Ziario S.A DE C.V, fundada el 30 de enero de 2017 y cuyo representante fue identificado como Juan Luis Castellanos Santana.

La agrupación resaltó que Castellanos Santana es representante legal y socio de la empresa Obra Civil y Eléctrica Macedonia SA de CV, la cual fue fundada por Ciro Eduardo Castillejos Sibaja, jefe de la Unidad de Control y Seguimientos de Módulos Microrregionales de Caminos y Aeropistas de Oaxaca (CAO) y quien fue acusado de haberse beneficiado con contratos de obra pública por 13.6 millones de pesos.

Además de ello, Castillejos Sibaja es también socio de la empresa MOCE Publicidad que recibió contratos por más de 23 millones de pesos por el gobierno estatal. Entre contratos de obra y contratos publicitarios, el socio del fundador de Ziario S.A DE C.V había obtenido más de 36 millones de pesos provenientes del erario público.

Posteriormente, resaltó la organización, el Seguro Popular, a cargo de Márquez, entregó en 2019 contratos por 2 millones 573 mil pesos a la empresa Obras y Electrificaciones Obel SA de CV. Los contratos entre el Seguro Popular y Obel permanecen identificados con las referencias REPSSEO-CAAS-247-2019 y REPSSEO-CAAS-249-2019; el primero, por 510 mil 668 pesos para realizar reparaciones dentro del Hospital General de San Pedro Pochutla y el segundo por 2 millones 63 mil pesos para otras actividades de mantenimiento.

Sin embargo, el organismo de la sociedad civil resaltó que en la firma de los contratos existen inconsistencias: en el primer acuerdo, Obel se identificó con un domicilio localizado en colonia General José Vicente Villada, Ciudad Nezahualcóyotl, con número telefónico de su representante legal con terminación 71-01.

No obstante, el número telefónico del representante de Obel SA de CV coincidió con el de 18 empresas registradas en el Padrón de Proveedores y Contratistas de la Secretaria de Administración y la Secretaria de Infraestructura.

Las empresas son las siguientes: Gestoría Integral y Consultoría Láscarez y Asociados S.C; Construcción y Diseño Gasso S. de R.L. de C.V.; Restaurant y Eventos de Elite S.A. de C.V.; Distribuidora y Comercializadora Matatlán S.A. de C.V. y Congresos, Foros y Ferias Nueva Imagen S.A. de C.V.

Asimismo, Proveedora de Materiales para la Construcción Acciona S.A. de C.V.; Obras y Servicios Juquila S.A. de C.V.; Quiotepec Constructora S.A de C.V; Yoo Nanashi Construcciones S.A. de C.V.; Ingeniería en Sistemas y Tecnología de la Información Optra S.A. de C.V.; Desarrolladora de Vías Terrestres y Construcciones Sustentables Deco S.A. de C.V. Corporativo de Seguridad Privada y Limpieza El Halcón S.A. de C.V. y Papelería, Cómputo y Oficina El Kiosco S.A. de C.C.

Finalmente, Luanda Construcciones S.A. de C.C.; Grupo Constructor Ñumi S.A de C.V; Grupo Ferretero y Material para la Construcción Construmex S.A. de C.V.

“Respecto de la dirección de la colonia Vicente Villada, la dirección coincide con el domicilio de su representante legal, Alejandro Figueroa Hernández; sin embargo, cuando se pretendió realizar la verificación de la misma, nadie atendió a la puerta… (un) vecino cercano comentó que Figueroa Hernández rentó en aquel lugar; sin embargo, dejó de rentar hace dos años”, precisó.

Luego, reveló que Alejandro Figueroa Hernández, el representante de Obel, “trabaja o trabajó en 2020 para el Sistema de Transporte Colectivo del gobierno de la CDMX como Técnico de mantenimiento rodante”, con una percepción de 10 mil pesos al mes y es parte del Sindicato de trabajadores del Sistema Colectivo.

En el segundo contrato con el Seguro Popular, signado con 48 horas de diferencia, Obel presentó un domicilio falso (Doctor Enrique González Martínez, número 274, colonia Santa María), de acuerdo con Oaxaqueños contra la corrupción.

“Dicha dirección, coincide en una zona departamental de CDMX, en donde se rentan inmuebles. Sin embargo de la verificación realizada, no se conoce paradero de la empresa Obel, sin embargo, sí pudieron localizar a la empresa Anro que se encuentra en la misma dirección pero con número 274-D”, resaltó el colectivo.

Funcionario admite desvíos de recursos

Mientras tanto, a comienzos de 2021, tres días después de anunciar la reducción de sueldos para el personal eventual contratado por los Servicios de Salud de Oaxaca (SSO) y de notificar que aquel sector de trabajadores únicamente permanecería laborando hasta el 31 de enero, el ex director de Administración de los SSO, David Concha Suárez, admitió que el gobierno de Oaxaca había incurrido en diversos delitos penales, como desvío de recursos, para sufragar la nómina del sector salud.

En una conversación sostenida en redes sociales con el secretario de la Subsección 07 de la Sección 35 del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Secretaría de Salud (SNTSA), Alberto Vásquez, Concha Suárez, quien hasta el 31 de diciembre de 2020 se desempeñó como director del área Administrativa de los Servicios de Salud, reveló que, durante su estancia, para pagar el sueldo de 2 mil 609 trabajadores eventuales de los SSO, se tuvieron que desviar 36 millones de pesos al mes, los cuales fueron tomados del dinero retenido por el gobierno estatal por concepto del ISR y de las cuotas del ISSSTE de los trabajadores de la salud.

Luego, sostuvo que el responsable de esas acciones fueron Donato Casas Escamilla, ex titular de los SSO; Martín Matus, como subsecretario de Administración y Finanzas, y él, en su momento, como Director de Administración.

Después, admitió que todos los funcionarios involucrados en esas transacciones podrían ser procesados e ir a la cárcel por desvío de recursos.

Concha Suárez, en su conversación, también sostuvo que aquella misma situación prevalecía en el caso de al menos 4 mil trabajadores de los servicios de salud, que permanecen bajo el estatus de regularizados.

Lo anterior se suscitó después de que el gobierno de Oaxaca notificó la suspensión de la recontratación del personal de salud eventual, además de la reducción del sueldo, a menos de 15 mil pesos mensuales, a los integrantes de aquel sector.

Al día siguiente de emitir esta información al personal eventual, David Concha presentó su renuncia “voluntaria, libre y espontánea” a su cargo como Director de Administración de los SSO, según constan en el escrito dirigido a Luis Martín de Jesús Mathus Alonso, subsecretario de Salud.

Más contratos irregulares

En 2020, en el comienzo de la pandemia de Covid 19, la Secretaría de Administración adjudicó un contrato por casi 12 millones de pesos a la empresa Birminghan Comercial México, S.A de C.V para el otorgamiento de Túneles Inflables para la Desinfección Peatonal e Insumos para el Programa de Prevención de Contagio del Covid19 en el Estado de Oaxaca.

Conforme a dicho contrato, se adquirieron 54 túneles de “desinfección”, cada uno valuado en 164 mil 124 pesos y 8 mil 100 litros de “solución desinfectante BIOQUAT” por 1 millón 449 mil pesos, a lo que se le tuvo que agregar 1 millón 641 mil pesos por concepto de IVA, dando como resultado un total de 11 millones 889 mil pesos.

Sin embargo, Oaxaqueños contra la corrupción resaltó que aquella empresa no se encuentra dentro del “Padrón de Establecimientos con Servicios de Desinfección en Áreas Públicas y Privadas” emitido por la Comisión Federal para la Protección de Riesgos Sanitarios (Cofepris).

Conforme a la NOM-256-SSA1-2012, la Cofepris, subrayó, debe de certificar que las empresas que se dediquen a la desinfección de espacios públicos y privados cumplan con las buenas prácticas que señala la propia norma y las prácticas internacionales.

Corrupción desbordada

Ayer, la Sección 35 del SNTSA indicó que al menos 30 por ciento de la nómina que conforman los Servicios de Salud de Oaxaca (SSO) está integrada por aviadores, ya sean ex funcionarios que ostentaron altos cargos al interior de la dependencia desde el sexenio de Heladio Ramírez López, hace 35 años, o recomendados, amigos o familiares que han sido incorporados a la nómina tanto por las actuales como las pasadas autoridades.

El secretario de Organización de la Sección 35, Carlos Alberto Pérez Bautista, dijo que lo anterior, así como la comisión de otros actos ilegales, como el desvío de recursos a través de la contratación de empresas fantasma para la supuesta realización de obras o la presunta adquisición de medicinas, pueden explicar por qué la Secretaría de Salud de Oaxaca vive actualmente un colapso financiero, que mantiene, de nueva cuenta, a los hospitales sin medicinas ni insumos.

Pérez Bautista, ex delegado sindical en el Hospital Civil, sostuvo en entrevista con Agenda CIO, que si las autoridades efectuaran una auditoría a la nómina de aquella dependencia, encontrarían en ella a servidores públicos que desempeñaron algún rol en su interior hace 35 años y que hoy continúan cobrando sin trabajar, en actos “inadmisibles”.

“Existen en este momento empresas fantasma que están vendiéndole a salud desde material de curación hasta medicamentos, equipamiento para los hospitales, equipamiento para los laboratorios, papelería; (existen) constructoras fantasma que están entrando a robarse el presupuesto… no vemos nosotros por ningún lado ninguna obra importante en los SSO”, lamentó.

–Las actuales autoridades acusan que la mayor cantidad del presupuesto de los SSO se van en el pago a trabajadores, ¿qué opina?

–Nosotros como sindicato jamás nos hemos negado a que se revise la nómina y que se publique, que se transparente esa nómina… Hay mucha gente que está en una nómina secreta, que tiene compensaciones que son insultantes para los trabajadores, gente que no tiene ninguna función y que están contratados por los SSO y que perciben un sobresueldo como una compensación por una labor que no realizan.

“Es necesario que, en realidad, se haga una reingeniería en los Servicios de Salud para que se pueda transparentar todo el recurso que hay (y se sepa) cuántos trabajadores tenemos, quiénes están realmente laborando, quiénes no y es ahí donde se ha trabado el asunto”.

–¿El gobierno no quiere transparencia?

–El gobierno no quiere transparentar. Los gobiernos anteriores, los funcionarios que llegaban en cada administración se han quedado en la nómina, hasta este momento siguen cobrando; eso es algo inadmisible, si queremos en verdad sanear las cuentas de salud.

>(Se debe) revisar cuántos aviadores hay, qué sueldos tienen y en qué se gasta el presupuesto en salud; eso nadie lo sabe, solamente el Secretario de Salud y la gente que está en su quipo de trabajo. Ellos pueden decir que (los recursos) se gastan en mantenimiento, pero esa es una gran mentira, porque no hay ningún hospital en estos momentos que se esté rehabilitando o donde se estén haciendo obras…

–¿Qué porcentaje de la nómina de los SSO es conformada por aviadores?

–Estoy seguro que alrededor del 30 por ciento, eso es lo que ha estado causando durante muchos años el desfalco de los SSO. Deberíamos revisar cuántos trabajadores tienen una compensación que no está acorde a sus funciones… Eso es algo que tiene que ver con una reingeniería y que se ha estado anunciando siempre con bombo y platillo (sin que se concrete).

–¿Desde cuándo existen ese tipo de prácticas, de mantener en nómina a los ex funcionarios?

–Desde hace muchísimos años, quizá desde Heladio Ramírez López (1986-1992): (algunos) de los funcionarios que llegaron con él todavía siguen ahí (en nómina)… (también de) José Murat, (Ulises Ruiz), Gabino Cué. Esa es una práctica que se ha hecho para poder darle un premio a sus funcionarios, lo que finalmente está provocando esta crisis financiera.

 

 

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

error: ¡El contenido está protegido!