Titular de SSP, consentido de diputados y comerciantes ambulantes, Oaxaca

0

¿Para qué pospusieron los diputados de la 64 legislatura hasta dos veces la comparecencia del secretario de seguridad pública de Oaxaca con siete meses en el cargo, Raúl Salcedo Rosales, si al final todo con él iba a ser miel sobre hojuelas?, se pregunta una reportera de la fuente legislativa en el momento en el que ha dejado de perseguir al funcionario en su búsqueda de hacerle una pregunta sobre la percepción de inseguridad, zozobra y temor que hoy se vuelve  permanente en la sociedad oaxaqueña.

Antes en el encuentro con los medios Rosales ha respondido preguntas que nunca le hicieron las y los diputados oaxaqueños o que por lo menos no se ocuparon que les contestara. ¿De los mil asesinatos que se registraron en el 2019 en el estado, qué porcentaje pudo estar relacionado con la delincuencia organizada?, le cuestionan al alguna vez director del CISEN.

Rosales dice que dar una respuesta así implica revictimizar a esos muertos, pero comenta que el porcentaje que calcula es de un 90 por ciento, “porque lo revisamos semana a semana”. Habla de algo que ya tocó con los diputados, las intervenciones y operativos en giros negros de la policía estatal para que las personas no lleguen a esos lugares armados y al calor de las copas se pongan a echar balazos.

Confirma que tal como lo dijeron autoridades federales en el estado de Oaxaca se disputan mercados Los Zetas, el Cartel del Golfo y el Cartel Jalisco Nueva Generación, pero asegura que no están en todo el estado, solo en puntos muy focalizados en pequeñas células donde muchas veces no pertenecen en la realidad a las organizaciones delictivas que dicen representar sino que se asumen como si lo fueran.

Dice que en Oaxaca se da la violencia por grupos delictivos y por convivencia natural. Por intereses ilícitos que detentan espacios territoriales y por una violencia tradicional que deriva de conflictos agrarios, sociales y políticos. Habla de que las estrategias de seguridad deben tener ajustes y relanzamientos en lo relativo a mejorar condiciones operatividad y trabajo de los policías. “Es un tema amplio, integral, que implica la participación ciudadana”, dice.

En tribuna ha admitido a las y los diputados que en la región de la Cuenca el índice de homicidios dolosos se ha incrementado en los últimos tres años, destacando que existe un amplio corredor sin vigilancia entre Oaxaca y Veracruz. “Pero así estuvo el Istmo, en algún otro momento la Costa, ahorita nos concentramos en la Cuenca”, pretexta el funcionario a la prensa asegurando que no se descuidan las ocho regiones, por lo que agradece la presencia de la Guardia Nacional y la cooperación de la Fuerzas Armadas.

Dice que en los 417 municipios que se rigen bajo Sistemas Normativos Internos el índice delincuencial es más bajo que en el resto. Llama a valorar las buenas prácticas de comunidad que hacen en las comunidades. Reconoce en las cámaras del C4 un baluarte de su secretaría.

Antes en tribuna, la diputada Delfina Guzmán ha criticado  la inoperatividad de las cámaras de vigilancia , pues se conocen casos de ciudadanos, que después de haber sido víctimas de un delito, han solicitado las grabaciones del sistema de video vigilancia de la SSPO, y como respuesta sólo han recibido una negativa debido a que dichas cámaras no funcionan.

A la prensa, Rosales le da una respuesta que a la diputada nunca le dio. Asegura que las cámaras si funcionan pues son colocadas en lugares donde previamente se identificaron índices delictivos. Dice que para llegar más rápido a las demandas de atención que estas plantean se debe mejorar una comunicación uniforme con todas las policías de los tres niveles de gobierno.

“Que sea una sola comunicación para no tardarse tanto en llegar, un solo radio, una sola frecuencia que tengan todas las corporaciones, para que cuando se emite la alerta acuda la más próxima”, propone Salcedo Rosales

Comparte que la SSP anda en la etapa en que los municipios puedan realizar de la mejor manera la función que les corresponde. “Hay muchas personas en los municipios que hacen un servicio policial que no está registrado, que portan armas que no están registradas en patrullas dotadas por el gobierno. Debemos atender esta situación cuando bien sabemos que el alto índice de portación y tenencia de armas de fuego detenta necesariamente más homicidios dolosos”, acepta y explica el funcionario.

Invita a los municipios del estado a que no den de baja a policías que ya están certificados cada que cambia la administración municipal, porque tiene un costo humano básico. Luego el secretario Rosales da las gracias y sale huyendo con su sequito con tan mala suerte que acaban en una puerta sin salida. Intentando encontrar otro acceso Rosales y su sequito se topan con el histórico líder de comerciantes ambulantes, el exdiputado Hugo Jarquín.

Desde media hora antes de la comparecencia del titular de la SSP unas cien personas se han agolpado afuera del Congreso aparentemente con miras a bloquear sus accesos pero no. Se han formado y han entrado al salón de sesiones confesando algunas de ellas que no saben porque están ahí. Luego se han dormido o se han salido a los pasillos o a los patios del Congreso durante la interacción de diputados y secretario. La prensa ha sospechado que están ahí para reventar la comparecencia.

Al final la realidad es otra, Hugo Jarquín y otros líderes ambulantes han llevado a esa gente ahí al aparecer para apoyar a Salcedo. Una vez que por fin Jarquín lo tiene enfrente le dice al secretario que le reconoce que gracias a su llegada a la secretaría la delincuencia ha bajado un 75 por ciento en la Central de Abastos con el apoyo de los locatarios.

Rosales recuerda que hay un gran proyecto en camino del gobierno del estado para reordenar el polígono de la Central de Abastos, luego vuelve a descolgarse triangulando pasillos traseros del salón de sesiones hasta ser nuevamente alcanzado por Jarquín y los comerciantes ambulantes donde estos se toman con el funcionario la foto del recuerdo con los brazos en alto mientras este se mantiene con un rictus de cierta incomodidad.

Antes en su comparecencia los cuestionamientos de la diputación 64 los cuestionamientos han sido pocos, la diputada Delfina Guzmán ha pedido una explicación respecto al manejo de las finanzas y los recursos materiales de la SSPO, como el procedimiento de asignación del contrato de 173 patrullas por un monto de 26 millones 250 mil pesos que fueron recibidas en arrendamiento por la dependencia. Pregunta que también atañe al anterior secretario de seguridad pública, José Raymundo Tuñon Jauregui, quien contempla todo desde una grada del Congreso donde desde hace semanas trabaja de asesor de alguna función que aún no ha quedado del todo clara.

La diputada priista Lilia Mendoza ha alertado que le han alertado que colonias como la Reforma y San Felipe del Agua se ha registrado una serie de asaltos domiciliarios a cargo de colombianos. También se ha quejado de lo endeble que pueden ser las leyes a la hora de alguien le toma una foto a una diputada con los ojos cerrados en su curul y después la difunde con la afirmación de la legisladora está roncando.

Por su parte el diputado Timoteo Vásquez Cruz ha reclamado que la Policía Vial en Tuxtepec detiene vehículos de manera ilegal y con cualquier pretexto deja caer sus tentáculos sobre pequeños comerciantes y productores del campo quienes no pueden asegurar como garantía a un vehículo sólo por la falta de un documento. Situación prohibida en el artículo 25 de la ley de Movilidad.

Vásquez Cruz ha demandado detener esos operativos hechos para requisitar documentación, ha dicho a Rosales un “que quede claro”, que ha sido lo más agresivo que se hubo registrado contra la comparecencia del jefe de policía. El secretario de Seguridad Pública de Oaxaca, Ernesto Salcedo Rosales, al final no ha hecho gran referencia ni dado puntual respuesta a los reclamos de las y los diputados. Al final ninguno de ellas y ellos le ha pedido hacerlo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here