CARGANDO

Escribe para buscar

Local

COVID 19 no frenó la migración a territorio de México; llegan 60 al día en albergue de Oaxaca

Compartir

Redacción

La pandemia no frenó la migración de centroamericanos al territorio de México; por el contrario, el fenómeno se incrementó durante las últimas semanas de diciembre y en los primeros días de este año, señala Alejandro Solalinde Guerra, fundador del albergue Hermanos en el Camino, de Ciudad Ixtepec, el punto donde confluyen los trenes que vienen de Arriaga, Chiapas, y de Salina Cruz, Oaxaca, con dirección a Medias Aguas, Veracruz.

Son las primeras horas del 6 de enero y unas 60 personas procedentes de Guatemala, El Salvador y Honduras, acaban de llegar al albergue que el sacerdote Solalinde Guerra fundó en febrero de 2007. Los migrantes pasaron la prueba de la temperatura y fueron hospedados en una zona de aislamiento.

Afuera del albergue, otros 60 migrantes prefirieron quedarse cerca de las vías de la estación ferroviaria. “Les dimos sus casas de campaña y alimentos”, dice Solalinde.

Por la pandemia, el albergue fue cerrado el 6 de abril pasado y reabrió sus puertas hace dos meses. Hasta ahora, dice el prelado, no se han presentado casos de contagios por Covid-19, pues los recién llegados se confinan durante 14 días.

“Solamente dos de mis escoltas y yo nos contagiamos a fines de marzo. Creo que nos enfermamos cuando fuimos a Cancún, para tramitar la regulación de unos migrantes”, recuerda Solalinde.

Mientras atiende los trámites de quienes esperan su regularización, el sacerdote también continúa con su campaña para buscar donaciones de alimentos y, en esta temporada de frío y vientos fuertes en el Istmo de Tehuantepec, de cobijas y ropa para los migrantes que viven en el albergue y para quienes duermen afuera, en casas de campaña, en espera del tren para seguir su ruta hacia el norte del país.

 

El Universal

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

error: ¡El contenido está protegido!