CARGANDO

Escribe para buscar

#EnLaRed General Nacional

Muere expresidente Luis Echeverría a los 100 años de edad

Compartir

El expresidente mexicano Luis Echeverría, el único mandatario del país en recibir una orden de aprehensión por presunto genocidio, falleció a los 100 años.

Por el momento, no se conocieron los detalles de su muerte, pero fuentes aseguraron que el exgobernante murió la noche del viernes en su residencia de Cuernavaca, a unos 70 kilómetros al sur de la Ciudad de México.

Echeverría, abogado del Partido Revolucionario Institucional (PRI), gobernó México entre 1970 y 1976 y, a pesar de que su mandato se caracterizó por un rápido crecimiento de la economía, desarrollo de nuevos puertos marítimos y por una activa política exterior, su nombre se vio opacado por diversas acusaciones de violación a los derechos humanos.

Luis Echeverría Álvarez, expresidente de México, nació en la Ciudad de México el 17 de enero de 1922.

Fungió como político y abogado miembro del PRI desde 1946 y fue presidente de México en el periodo de 1970 a 1976, sustituyó en la Presidencia de la República a Gustavo Díaz Ordaz y le sucedió Miguel de la Madrid Hurtado.

Echeverría Álvarez proyectaba imagen de fuerza y cercanía hacia el campo y las tradiciones mexicanas.

Fue oficial mayor de la Secretaria de Educación Pública, Oficial Mayor del Comité Ejecutivo Nacional (CEN) del PRI.

En 1958 fue nombrado subsecretario de Gobernación para que en 1964 lo nombrarán secretario de Gobernación por el presidente Díaz Ordaz, época en la que sucedió la matanza de los estudiantes en la plaza de las Tres Culturas en Tlatelolco en 2 de octubre de 1968.

Octubre de 1968 y el Halconazo del 71

Cuando Echeverría ocupaba el cargo de secretario de Gobernación (Interior) en 1968, ocurrió una matanza en la plaza de Tlatelolco, en el corazón de la capital mexicana, que dejó decenas de estudiantes muertos y desaparecidos.

A mediados de 1971, cuando ya era presidente por el PRI, se perpetró otra matanza de estudiantes también en la capital, conocida como “la masacre de Corpus Christi”, en la que un grupo de élite del Ejército reprimió violentamente una manifestación.

Su antecesor, el presidente Gustavo Díaz, asumió al año siguiente la responsabilidad por la matanza de Tlatelolco, pero Echeverría siempre negó tener conocimiento de los crímenes, uno de los peores episodios de la llamada “guerra sucia”, un período de persecución de militantes y simpatizantes de izquierda.

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

error: ¡El contenido está protegido!