AMLO y el triunfo inevitable con el que describe su gobierno en su primer año

0

Rodrigo Islas Brito

“Muchísimas gracias López Obrador, muchísimas gracias”, dice una voz venida de algún templete. El sonido local advierte que el presidente electo con más treinta millones de votos se traslada desde su oficina en el Palacio de Gobierno a la plancha del zócalo a rendir un informe y celebrar por su primer año en la presidencia.

“¡Señor presidente, aquí está su gente!”, corean desde el centro al lado de un cumulo que algunos calculan hasta en 75 mil alma que se ven , se sienten, que apoyan al presidente Obrador quien con eso de que todo se le debe a su pueblo se deja querer como si fuera un Juan Gabriel macuspano en irremediable proceso de iluminación.

Entre los que se han identificado abiertamente como miembros del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE) , el apoyo es sonoro y total . Obrador rompe la ovación diciendo que ve un gran futuro ante sus ojos y la de los demás, mencionara el rompimiento de la malograda reforma educativa.

Los maestros lo aplaudirán el doble.
Becas para chavos y adultos mayores, el nuevo instituto para devolverle al pueblo lo robado, limpiar de corrupción al gobierno de arriba abajo, la negación de condonación de impuestos para los grandes capitales, la austeridad republicana enmarcada en el no aumento (y creación de algunos nuevos) impuestos al pueblo, el fomento de la participación de la iniciativa privada en incentivar la captación de economía extranjeras, las 575 mil hectáreas del programa de reforestación Sembrando Vida que el año próximo el mandatario calcula se traducirá en un millón de hectáreas verdes.

“En el sureste está el setenta por ciento del agua del país”, dice el presidente y asegura que por eso van para allá los esfuerzos de su gobierno. Hablada de Oaxaca y los 109 caminos de concreto que se han hecho con recursos que el mismo en persona repartió entre presidentes municipales, “a las autoridades de usos y costumbres”, remarca.

“Ellos lo manejan con austeridad, se dan empleo a los hombres de muchos pueblos, se aminora la migración y se fortalece la vida comunitaria”, recomienda. Apunta a la creación en su primer de sexenio de 648 mil nuevos empleos en el país. A lo que suma los programas asistenciales Sembrando vida, Jóvenes construyendo el Futuro, Construcción de caminos, con lo que saca un total de un millón de empleos extras.

Habla de un aumento de salario en 16 por ciento, no ocurrido en 16 años de neoliberalismo, remarca que el suyo ha sido un gobierno que encendió la captación gubernamental en 139 mil 339 millones de pesos. “No ha habido crecimiento pero existe una mejor distribución de la riqueza”, admite ante lo que grita que su gobierno aún no le ha declarado la guerra a nadie, solo a la corrupción y la impunidad. (Única referencia en su informe al problema de crisis de derechos humanos y seguridad por la que hoy atraviesa México que ha llevado a este 2019 a ser el año más sangriento de su historia con 29 mil 574 víctimas de homicidio doloso y feminicidios en el país)
Le dice a sus enemigos conservadores que sus 103 amparos estuvieron deteniendo la construcción del nuevo aeropuerto Felipe Ángeles, pero que el gusto les duro poco porque el aeropuerto ya está siendo construido por los mismísimos militares en un lugar de bienestar, ese en el que el obradorismo hoy tiene a ocho millones de adultos mayores con beca universal.
En los pueblos Obrador cuenta que lo jóvenes lo detienen y le preguntan ¿y la beca? ¿y la beca?”. El presidente agrega que estos chavos ni se preocupen, porque pronto en todos los pueblos sus jóvenes tendrán becas, a lo que se sumaran las becas mensuales a antes ninis de 3600 pesos. “No va a quedar un solo niño o niña con discapacidad en recibir su beca, su pensión”, dice el preciso aunque hace poco se supo que su gobierno gastará preferiblemente en la formación de niños beisbolistas que en la atención de niños con capacidades especiales.

Y viene el Banco del Bienestar con sus recursos con tarjetas que de 433 se ira a trece mil sucursales en todo el país, siendo el banco de mayor infraestructura del país. Y el hecho de que hoy las reglas que rigen la enseñanza de México de se hizo sin reprimir a nadie y solo negociando, mensaje que debió llegar de inmediato a la Sección 22 de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE)
Y grita que “las mujeres son más honestas que los hombres y que a quien no le guste que se vaya a volar al avión presidencial que está en venta, allá en California”. Y todo es aplauso, y todo es justicia, y Andrés Manuel López Obrador se encoraza como un ungido. La gente que lo ama y lo venera como a un bolero, le aplaude. El triunfo inevitable en palabras del presidente, continua en medio y al centro de un mar de gente deseosa de recibir puras buenas noticias.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here