¿Cómo nos afecta mentalmente el cambio climático?

0

EXCÉLSIOR

Expertos en el tema del cambio climático aseguran que continuarán eventos extremos en México como los que se dieron en Jalisco y Guanajuato con el caso del granizo; así como el sargazo en las costas de Quintana Roo y las fuertes tormentas en distintas ciudades del país.

Es por eso que tenemos que estar preparados en todos los aspectos, incluido el mental, afirmó Jorge Alan Falcón Galán, licenciado en Psicología e integrante del departamento de Prevención y Capacitación en la Unidad de Protección Civil Azcapotzalco.

Jorge Alan Falcón comentó que ver las impresionantes imágenes de los fenómenos naturales causados por el cambio climático en la televisión o las redes sociales pueden causarnos asombro.

Porque, explicó, todo cambio por si solo implica un desconcierto para el ser humano, así pues, los fenómenos naturales que ocurren con el clima al ser tan cambiantes, resulta comprensible que las personas entremos en un desconcierto.

Por otro lado, el que estos fenómenos naturales tengan un impacto primordialmente en la infraestructura de las ciudades, causando afectaciones a las actividades económicas de la sociedad, es decir, el trabajo, deriva en una situación angustiante o incluso depresión y disfunción en las relaciones interpersonales de los seres humanos, agregó.

Y en un escenario más cotidiano, ocasionalmente las lluvias intensas o incluso en periodos de contingencia ambiental, es un impedimento para salir de casa a recrearse a otros espacios, o para trasladarse a diferentes sitios de interés, lo cual llega a ocasionar un grado de estrés considerable en las personas. Así que, efectivamente el cambio climático si tiene incidencias en nuestro estado de ánimo y nuestra relación con la esfera social”, explicó.

Sin embargo, Jorge Alan Falcón dijo que a veces no es algo que trascienda en nuestras vidas e incluso “raya en la indiferencia”.

Por ejemplo para los habitantes de la Ciudad de México no representa un riesgo un maremoto, ya que no estamos lo suficientemente cerca de una costa”, dijo.

Refirió que un estudio realizado por el Doctor en Fisiología Zian, Julio Aguirre Taboada, se menciona que las personas perciben su ambiente como el entorno más próximo (propiamente la casa), dejando de lado la ciudad que habitan. “Esto explica, que en la más de las veces no vemos más allá de lo que tenemos en un alcance inmediato”, mencionó.

Esto es porque a menudo, dijo, no estamos enfocados en pensar si va a temblar, si habrá tormentas eléctricas, si se va a inundar, ya que por un lado es en lo último que queremos pensar de lo angustiante que esto resulta.

Y por otro lado, si todo el tiempo pensáramos en lo catastrófico que puede ser nuestro mundo, caeríamos en severas depresiones y un alto índice de suicidios, de tal modo que la vida no tendría ningún sentido”, señaló.

Y es que de acuerdo a un informe publicado por la Asociación Americana de Psicología y ecoAmerica titulado “Salud Mental y Nuestro Clima Cambiante: Impactos, Implicaciones y Orientación”, el clima severo inducido por el cambio climático y otros desastres naturales tienen los efectos más inmediatos sobre la salud mental en forma de trauma y conmoción debido a lesiones personales, pérdida de un ser querido, daño o pérdida de bienes personales o incluso pérdida de sustento.

El terror, la ira, la conmoción y otras emociones negativas intensas que pueden dominar la respuesta inicial de las personas pueden eventualmente desaparecer, sólo para ser reemplazadas por el trastorno de estrés postraumático”, se detalló en el informe.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here