El Jabonero | Donato; Vasconcelos; Barbosa y algo más

0

Columna Editorial

 

Por Ciócrates

 

A saco roto se fue todo el dinero pagado a comunicadores por los Servicios de Salud para tratar de minimizar los datos duros que colocan a Oaxaca como uno de los estados con más casos de dengue en el país, pues la ciudadanía inició la semana exigiendo la renuncia del titular de la dependencia, Donato Casas Escamilla, luego de las muertes por dengue, oficialmente reconocidas, y las muchas más que tratan de mantenerse escondidas, pero Donato no tiene problemas en conciliar el sueño, pues es fiel creyente de que en la política, más que dar, hay que recibir, ya que se encuentra más ocupado en la inauguración de su próxima gasolinera en Zaachila que en atender la estrategia contra la propagación de este virus asesino en Oaxaca.

Y otro al que también ya se le ha exigido su renuncia y sigue intacto en la urbe política es el Fiscal General del Estado, Rubén Vasconcelos Méndez, cuyo órgano que encabeza fue colocado entre los 10 peores del país en cifras de efectividad, y si alguien cree que los números mienten, basta recordar que la Fiscalía dejó a su suerte a 3 personas, entre ellas una joven de apenas 24 años, después de que se reportó un posible linchamiento en San Felipe Güila, y aunque la familia suplicó una búsqueda inmediata, la Fiscalía simuló activarse hasta dos meses después, el colmo ha sido que aunque Vasconcelos asegura buscarlos con vida, su estrategia es hallarlos, literalmente, debajo de la tierra en los parajes de ese territorio.

Pero no es que las instituciones de seguridad no puedan organizarse y buscar, sino que falta voluntad o temor a una revuelta al interior de la Fiscalía, y para muestra… el hallazgo inmediato de elementos de la Policía Estatal que fueron torturados por integrantes del Comité de Defensa de los Pueblos Indígenas (CODEDI), y aunque estos últimos ya admitieron haber sido responsables del asesinato de un Agente Estatal de Investigaciones, aún siguen en completa libertad, ¿Qué estará pensando Rubén Vasconcelos?, quien parece que se dedica más a pasearse en los eventos políticos, academias y universidades intentando convencer a la gente de que hablar bien significa trabajar bien.

Y quien sí podría necesitar una de las cátedras de Vasconcelos, es el controvertido político morenista Miguel Barbosa, quien parece que no conoce aquel dicho de “Piensa bien antes de hablar”, pues cometió la tontería de afirmar que quienes le robaron la candidatura pasada fueron «castigados por Dios», refiriéndose a la ex gobernadora Martha Érika Alonso y al exsenador Rafael Moreno Valle, quienes fallecieron misteriosamente en un accidente aéreo, y aunque el gremio político ya le exigió una disculpa pública a Barbosa, él está de lo más tranquilo y pensándolo bien ¿quién lo limita a decir esa y más sandeces cuando la protección de la Cuarta Transformación guía su camino?

Y hablando del fuerte respaldo presidencial y las mañas políticas, regresemos a nuestro Oaxaca, en donde ya se vislumbran los escenarios para el sucesor de Alejandro Murat Hinojosa.

Y es que, fuera de la algarabía y manifestaciones de la última visita de Andrés Manuel López Obrador, la clase política vivió sus propias circunstancias, pues la presencia de Luis Antonio Ramírez Pineda, mandó señales para algunos de que las cosas no están aseguradas en la designación de candidaturas para el 2021 y sobre todo 2022 en Morena.

¿Será una dinámica institucional el acompañamiento del director del ISSSTE a las giras a hospitales en todo el país, o su presencia se debe solamente a que Oaxaca es su lugar de origen?

Mientras los meses avanzan el nerviosismo se irá apoderando de los actores políticos que esperan la señal indicada para ir en busca de su aspiración política, el tema de la gubernatura tiene todavía muchos años para definirse, pero algunos ya ven fantasmas rondando.

¡Nos leemos la próxima semana!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here