CARGANDO

Escribe para buscar

CIOInforma

“Sabía que volverías; sabía que no me podías dejar…”, escribió Susana, tras recibir los restos de su hija desaparecida

Compartir

 

II de II Partes

 

“Hoy me han dicho que por fin vendrás y no sabes lo feliz que eso me hace, pues sabía que volverías; sabía que no me podías dejar… no te preocupes, tendremos mucho tiempo porque al fin estaremos juntas: como antes, como ahora y como siempre…

“Tendremos tus flores favoritas, tus colores elegidos para aquel gran día al que no llegaste ¿lo recuerdas? Habrá música y adornos hermosos solo para ti porque, al fin, vendrás a casa, al fin…”

Las líneas anteriores, fueron escritas el viernes 11 de diciembre de 2020 por Susana Ángeles Ortiz, el día en que los restos de su hija, Joselyn Alejandra, de 24 años, le fueron devueltos por parte de la Fiscalía de Oaxaca, dos años y cuatro meses después de su desaparición, ocurrida el 28 de agosto de 2018.

Dos días después, Joselyn Alejandra fue sepultada en el panteón 16 de Septiembre de Huajuapan de León, en la región de la Mixteca.

Desde el día de su desaparición, la madre de Joselyn compartió todos los días sin descanso, a través del perfil de Facebook “Joselyn Alejandra Vargas Ortiz (Hasta encontrarte)”, datos y fotos que pudieran ayudar a dar con el paradero de su hija y, con el paso de los días, también efectuó denuncias públicas sobre el actuar lento y omiso de las autoridades en el caso.

Otro de los mensajes escritos por Susana dice: “Qué bonito sería traer de regreso a alguien del cielo ¿te imaginas, pasar un día con esa persona?, ¿solamente un día? ¿una última vez? Darle un último abrazo, un último beso y escuchar su voz nuevamente…”.

En febrero de 2021, a poco más de dos meses de que Joselyn fue llevada a su última morada, aquel perfil de Facebook no ha sido cerrado; ahora, además de los pensamientos de amor de una madre hacia su hija, se publican fotografías de mujeres, como Joselyn, que son víctimas de desaparición… pero también retratos de hombres y niños, que en muchos casos han sido localizados.

“Tener otra oportunidad para decirle: Te extraño, te quiero, te amo con todo el alma. Te extraño demasiado. ¿Sabías? Daría lo que fuera por volver a verte, aunque sea para despedirme; me cuesta conformarme con tu recuerdo”, confiesa la madre.

Joselyn desapareció la noche del 28 de agosto de 2018, días antes de recibirse como Licenciada en Psicología con promedio de 9.2. Vivía con su madre en la colonia Tepeyac, de Huajuapan de León, y dejó dicho que saldría por un rato, pero nunca más supieron de ella.

En ese momento, Joselyn engrosó la lista de mujeres víctimas de desaparición.

El 27 de agosto, 24 horas antes de que se dejara de saber de la joven psicóloga, las organizaciones oaxaqueñas documentaban 315 casos de desaparición de mujeres en la entidad.

El caso de Joselyn Alejandra trascendió en la prensa de Oaxaca hasta el 30 de agosto y fue el número 322, según el Recuento Feminicida de Consorcio para el Diálogo Parlamentario y la Equidad.

Fueros días enteros de Susana subiendo fotografías en redes sociales, investigando por su cuenta y exigiendo la aplicación del Estado de Derecho.

En mayo de 2019, las autoridades ministeriales hallaron los restos humanos de una persona y ropa parecida a la que Joselyn llevaba el día de su desaparición, en un barranco situado en el lugar conocido como Las Campanas, en Huajuapan de León.

La Fiscalía de Oaxaca solicitó estudios de ADN para confirmar que los restos en verdad correspondían a la joven desaparecida ocho meses antes; sin embargo, el suplicio estaba lejos de terminar, pues la familia tuvo que esperar un año con siete meses la entrega de los resultados.

El 10 de diciembre de 2020, el año pasado, las autoridades confirmaron a los deudos que se trataba de Joselyn, lo que permitió que la familia, dos años y cuatro meses después de su desaparición, pudieran recuperar sus restos.

Sobre el autor del asesinato, las autoridades informaron, el 23 de septiembre de 2020, la detención en Puebla de un hombre identificado como Víctor Daniel T.S, quien, hasta el momento, no ha sido sentenciado.

“Pido a nuestros gobernantes que nos escuchen y que, por favor, cuando una chica desaparece, actúen de inmediato. Esperar 72 horas no sirve de nada, debe ser de inmediato, porque esas 72 son esenciales, se pueden salvar vidas”, dijo Susana, el día del entierro de su hija, con la convicción de que una pronta movilización policiaca pudo haber evitado el feminicidio de su hija.

Desde el día en que Joselyn fue vista con vida por última vez, el número de mujeres desaparecidas en Oaxaca se ha elevado más del 100 por ciento: la cifra pasó, de 315 casos, el 27 de agosto de 2018, a 782 al 19 de febrero de 2021, una diferencia de 467 víctimas más.

El 2018, por su parte, cerró con un total de mil 240 casos de asesinatos de mujeres; desde entonces hasta febrero de 2021 se han registrado, por lo menos, 280 casos más.

El 30 de agosto de 2018, 12 días de la desaparición de Joselyn el gobierno federal decretó una Alerta por Violencia de Género para el municipio de Huajuapan de León y otros 39 del estado de Oaxaca.

No obstante, ni la emisión de aquel protocolo ni la desaparición y posterior asesinato de Joselyn fueron suficientes para que las autoridades locales mejoraran el combate contra la violencia de género.

Otro caso en Huajuapan

Otro caso es el de Zayra Leticia Morales Loyola, de 29 años, quien desapareció el 23 de octubre de 2020 en en la agencia de Santa María Xochitlapilco, en Huajuapan de León.

De acuerdo con sus familiares, la mujer salió de su domicilio, la noche del aquel viernes, alrededor de las 22:30 horas, con el objetivo de cancelar un pedido de cena que había solicitado en un sitio ubicado a 30 metros de su domicilio. Desde entonces, no se ha vuelto a saber de ella.

A partir de diciembre pasado, la Fiscalía ha anunciado la detención de al menos tres hombres presuntamente involucrados con aquel delito; sin embargo, a menos de una semana de que se cumplan cuatro meses de su desaparición, la autoridad ha sido incapaz de dar con el paradero de la ciudadana.

Etiquetas:

También podría gustarte

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

error: ¡El contenido está protegido!