CARGANDO

Escribe para buscar

Local

San Juan Tamazola vive su fiesta en honor al Divino Señor

Compartir

Alejandro López López/NuevoSigloOax

San Juan Tamazola, Oax.- Como cada año en el tercer domingo de noviembre, se celebra la fiesta titular de San Juan Tamazola en el distrito de Nochixtlán, un pueblo con una vasta tradición, gastronomía y vegetación, pero que por más de dos décadas sólo ha sido botín para sus gobernantes y actores políticos del distrito para fines electorales u organizaciones que buscan fines propios de sus líderes y no de la ciudadanía.

Como cada año miles de feligreses llegan a rendirle tributo al cristo milagroso, miles de familias provenientes de diferentes regiones del Oaxaca y de diferentes estados de la república llegan desde viernes para pasar un fin de semana agradable y en convivencia con la naturaleza, pero sobre todo ir al pedimento y pedir con devoción sanación, salud, paz y mucha prosperidad.

Por cientos de años San Juan Tamazola recibe a sus hijos que llegan caminando desde Nochixtlán, Jaltepec, Jaltepetongo, Tecomatlán, Tilantongo, Teposcolula, Huajuapan, Tlaxiaco, los municipios mancomunados y muchos municipios de la región mixteca para hermanarse y rendir tributo al cristo milagroso, así como para compartir la Gueza e impulsar el trueque.

En el paraje El Hormiguero es donde llegan los vehículos y de ahí a dos kilómetros está el pedimento, lugar milagroso o santo,  donde señalan apareció el Divino Señor de Tamazola, una gran cueva al pie de una  roca gigante, donde se nota el escurrimiento de agua pero que está seca todo el año, justo en los días de festividad caen gotas de agua que nacen de entre las rocas, es ahí cuando miles de feligreses llegan a buscar la gota de agua para pedir un milagro o deseo que será cumplido en el resto del año; posteriormente emprenden una larga caminata por entre las montañas hasta llegar a la iglesia del Señor de Tamazola, haciendo su penitencia y agradecer los favores a Jesús.

Para engrandecer la festividad los mayordomos reciben a sus visitantes con comida, música, cohetes y una gran calenda, juegos pirotécnicos, basquetbol y jaripeo para cerrar la semana de celebración en honor al Divino Señor de Tamazola; cada año los visitantes aumentan y los lugareños se preparan para brindar la mejor atención así como las autoridades locales para arreglar en parte el camino y brindar la seguridad para todos.

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

error: ¡El contenido está protegido!