Hoy los racistas, clasistas y corruptos se han vuelto feministas: AMLO

0

Rodrigo Islas Brito

El presidente Andrés Manuel López Obrador se refirió a la anunciada huelga nacional de mujeres en México a efectuarse el próximo nueve de marzo ante la violencia feminicida que circunda al país. Dijo que respeta que se haga, pero al mismo tiempo la descalificó como una causa de la que al final se han agarrado sus enemigos mortales: los conservadores.

“Que se manifiesten las mujeres, tienen todo su derecho, son libres. El gobierno garantiza su derecho a disentir. Nada más que mucho ojo, porque ahora resulta que los conservadores ya se volvieron feministas, de repente”, dijo Obrador en referencia a que la huelga de mujeres, propuesta y lanzada por colectivos feministas veracruzanas en las redes sociales, ha sido retomada por mujeres de extracción panista como la fallida candidata presidencial, Margarita Zavala.

“Si es un paro de las mujeres están en su derecho, si es una movilización también, lo que resuelvan”, insistió el presidente asegurando que con su gobierno no hay censura y si hay libertades plenas hasta el punto que las mujeres trabajadoras del gobierno que se quieran sumar al paro nacional, se les va a dar el día y no se les va a descontar de su sueldo.

“Lo único es que se esté consiente del porqué de esta acción,  es algo bueno que ayuda, y no dejarse manipular. Tener cuidado, el conservadurismo, la derecha, es muy hipócrita”, resaltó recordando casos donde la derecha se inserta en las luchas ciudadanas para ir contra gobiernos progresistas, “como lo que hicieron con las cacerolas en Chile para preparar el golpe de estado en contra del presidente Salvador Allende”.

Citó también al expresidente Francisco I Madero contra quien los miembros de la derecha crearon las condiciones para otro golpe de estado ayudados por “la prensa fifi y los juniors del porfiriato”. Ante lo que Obrador resaltó su sorpresa de que hoy  “personajes racistas, clasistas, corruptos y represores se muestren como feministas”. “Hombres y mujeres”, dijo.

Con el antecedente de sus declaraciones de que moralizaría el país aunque a las feministas no les guste, porque así son sus convicciones, Amlo dijo que el suyo no es del tipo neoliberalismo autoritario, donde “si te manifiestas te descuento el día, donde si protestas te castigo”. Para esto puso el ejemplo de los maestros mexicanos que confrontaron al gobierno de Enrique Peña Nieto por la aprobación de una reforma educativa, y que fueron vilipendiados nacionalmente por esto.

Obrador apuntó que “los que ahora promueven este movimiento soterradamente lo hacen para enfrentarnos, para afectar al gobierno”.  “Es claro que está la derecha metida, los conservadores”, insistió asegurando que no quería mencionar nombres de partidos políticos, aunque públicamente han sido el Partido Acción Nacional (PAN) y el Partido de la Revolución Democrática (PRD) los que se han sumado al paro “Un día sin nosotras”.

“Si mujeres que por convicción y de manera libre protestan, lo van a seguir haciendo. Así también hay oportunistas”, dijo Amlo  cuyas impresiones sobre el tema se dieron gracias a una doble pregunta donde inició hablando sobre los delitos y las faltas de sus antecesores en el cargo presidencial.

Dijo que Carlos Salinas de Gortari modificó el Código Penal del país para que la corrupción no fuera considerada delito grave y que con el control de los medios de comunicación que tenía, la gente ni se enteró. Del gobierno de Ernesto Zedillo recordó como volvió deuda privada empresarial en deuda pública de los impuestos con los dos billones de pesos del FOBAPROA.

De Vicente Fox resaltó que este confesó que impuso a Felipe Calderón en su puesto apoyando un fraude electoral y que Calderón desgració al país con la guerra contra el narco, ante lo cual periódicos conservadores como Reforma no dice nada de hoy su secretario de seguridad pública, Genaro García Luna, este preso en Estados Unidos por recibir dinero de los carteles del narco que se supone estaba combatiendo.

Dijo que todos los expedientes en contra de los expresidentes no se cerraron, pero que al respecto  él fue claro cuando tomo posesión. “No presentaremos denuncias contra los expresidentes, queremos ver hacia adelante, no nos interesa lo espectacular”, volvió a insistir Amlo sobre el no ir contra los expresidentes porque él no es un hombre de venganzas, a pesar de que se la pasa hablando y señalando en todas sus mañaneras, el tamaño de sus fechorías.

“Si los ciudadanos no están de acuerdo conmigo que reúnan firmas para que se haga una consulta para que se juzguen o no a los expresidentes. Yo estaría en contra, argumentaría, pero sería mi voto nada más”, dijo el mandatario haciendo nuevamente gala de su magnanimidad.

“No habrá  persecución política. Tenemos a los conservadores encima, lo que más les duele es la bolsa. No estamos persiguiendo a nadie y miren como están, como desquiciados”, aseguró solo para recibir después una pregunta sobre la persecución y amenazas de muerte contra reporteros y reporteras de Baja California.

Aseguró que él sabe que en los estados es más peligroso ejercer el periodismo que hacerlo en la capital del país. Dijo que protegerá a los periodistas (a los cuales de vez en vez y diariamente descalifica cuando le preguntan algo que no le gusta) porque el Estado es el Estado.

“En México no hay nadie tan poderoso que pueda someter a la autoridad”, aseguró Amlo a cinco meses del fallido operativo del 17 de octubre de 2019 en Culiacán, Sinaloa, para capturar a Ovidio Guzmán López, donde se le terminó soltando ante la amenaza del Cartel del Golfo de sangrientas e imparables represalias contra población civil. “El único amo es el pueblo de México, aquí el que la hace la paga”, dijo el mandatario sobre un país al que ya casi nadie conoce en esos términos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here